efe

El incendio de Tenerife afecta a nueve hábitats de alto valor ecológico

El fuego ha perjudicado, especialmente, a aves forestales

EFE Santa Cruz de Tenerife

El incendio forestal que afecta desde el pasado jueves a unas 2.700 hectáreas en el norte de Tenerife, y que aún no está controlado, puede perjudicar a más de veinte especies de vertebrados y nueve hábitats de alto valor ecológico, según la organización SEO/BirdLife.

Entre los espacios de alto valor ecológico están la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Montes y cumbre de Tenerife, el Parque Natural Corona Forestal y Paisaje Protegido de Campeches, Tigaiga y Ruiz.

También ha penetrado el fuego por la parte sur de La Fortaleza en el Parque Nacional del Teide y ha alcanzado al Área Importante para las Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA) Ladera de Tigaiga.

Según SEO/BirdLife, la parte más afectada es el frente de la Ladera de Tigaiga y Chanajiga, mientras que la parte que ha entraba al Parque Nacional del Teide se ha frenado al alcanzar la zona de matorral de alta montaña en transición con el pinar, y parece que aquí el avance es muy lento.

A pesar de ello parece haber afectado a algunos cedros canarios, en un sector de alto valor ecológico.

La evolución más reciente ha incluido zonas de monteverde y de pinar mixto, hábitat por excelencia de las dos palomas endémicas, la turqué, catalogada como «Casi amenazada» y la rabiche como «Vulnerable», detalla la organización ecologista.

Otras muchas aves forestales, como el herrerillo canario, el mosquitero canario, el reyezuelo sencillo y el pinzón común también están afectadas.

SEO/BirdLife ha hecho un llamamiento a los responsables de la gestión del territorio, comunidades autónomas, los servicios de apoyo del Gobierno de España y los cabildos y ayuntamientos, para poner en marcha medidas de prevención urgentes que se ajusten a la nueva realidad climática.

El cambio climático está ampliando el periodo en el que, por altas temperaturas, sequías, tormentas y vientos, el riesgo de incendios se convierte en crítico, advierte la ONG.

«Es preciso adaptar las políticas y los recursos destinados a desarrollar labores preventivas que eviten que los incendios se produzcan y que si lo hacen no se desarrollen con tanta virulencia», defiende SEO/BirdLife.