El antiguo Galerías Preciados se convertirá en un hotel

El inmueble se transformará en el primer establecimiento urbano

EUROPA PRESS Santa Cruz de Tenerife

La cadena Meliá abrirá a final de año su primer hotel urbano INNSIDE by Meliá en Tenerife, concretamente en la capital de la isla, en el edificio que ocupaba la antigua Galerías Preciados, con un total de 83 habitaciones y 60 trabajadores.

El diseño de interior se inspira en un estilo cosmopolita, acogedor y cómodo, utilizando materiales de calidad y vanguardistas.

El baño acristalado dará una sensación de amplitud a la habitación y su fachada de cristal gozará de grandes vistas hacia la plaza y algunas habitaciones dispondrán de balcones.

Las obras fueron visitadas ayer, lunes 14 de febrero, por el alcalde, José Manuel Bermúdez, y el vicepresidente Ejecutivo y CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, quien garantizó el éxito del nuevo hotel que viene acompañado por la «apuesta» de la cadena por Canarias y, en este caso, en Santa Cruz de Tenerife, «donde el alcalde ha sido fundamental por su insistencia a lo largo de todos estos años para que se apostara por su ciudad».

Para Bermúdez, «con la llegada de este nuevo hotel conseguimos incrementar con 83 habitaciones la capacidad hotelera de Santa Cruz y traer a nuestra ciudad una cadena como Meliá, puntera a nivel mundial, y que va a invertir en nuestra ciudad para crear 60 puestos de trabajo, lo cual, en un momento como el que estamos pasando, es muy importante para nosotros».

La planta baja del edificio será un espacio único y abierto a la calle, donde se ubicará el lobby del hotel, una coctelería dando a la calle, y el resto del espacio se dedicará a servicio de restauración de cocina mexicana, con un diseño de interior cuidado y vanguardista.

Al fondo del restaurante y de manera clandestina se situará una escalera camuflada que dará acceso a un Jazz Bar, al cual para acceder se tendrá que facilitar una contraseña, un espacio que ofrecerá música en vivo y espectáculos.

En la planta novena, la cubierta del hotel, habrá una zona tipo chill-out con un snack-bar, cocina abierta todo el día, piscina y solárium.

El símbolo del hotel será una piscina en este nivel, toda acristalada, incluso en el suelo, suspendida y volada hacia la calle.