Relojeros artesanos advierten de la desaparición de este oficio en Canarias

La Asociación en Defensa de los Relojes Públicos de Canarias ha advertido este martes de la posible desaparición del oficio, así como de la falta de mantenimiento de los relojes públicos del Archipiélago.

EFE Santa Cruz de Tenerife

El presidente y la secretaria de la Asociación en Defensa de los Relojes Públicos de Canarias (ADRECOS-Canarias), Daniel Mato y María Teresa Olavarría, respectivamente se han reunido este miércoles con el Diputado del Común, Rafael Yanes, y le han expuesto «la difícil» situación en la que se encuentra el sector.

Una nota del Diputado del Común indica que los representantes de este oficio le advirtieron sobre la posible desaparición de la figura del relojero artesano «si la Administración Pública no actúa a tiempo para evitarlo».

ADRECOS-Canarias, que es la única asociación en defensa de los relojes públicos que existe en el Archipiélago, denunció, según la nota del Diputado del Común, que esta profesión no está reconocida por los oficios artesanos de Canarias, «ni mucho menos avalado por el Ministerio de Educación para su homologación como Formación Profesional», aseguró su presidente.

Asimismo, Mato denunció la falta de mantenimiento de los relojes públicos de Canarias, así como su falta de catalogación o declaración como Bien de Interés Cultural, «por lo que están desapareciendo de los campanarios y están siendo sustituidos por simuladores eléctricos y, en consecuencia, no se están poniendo en valor como patrimonio histórico».

En este sentido, la Asociación afirmó haber contactado con la Administración Pública para trasladar estos problemas y buscar su colaboración al respecto, pero, sin embargo, no obtienen respuestas ni actuaciones que ayuden a la causa.

Por este motivo, solicitaron al Diputado del Común su mediación para contactar con las administraciones y defender el oficio, así como para la puesta en marcha de la catalogación de esta profesión para «nuestra supervivencia y futura promoción con el fin de poder conservar uno de los oficios más antiguos y respetables del mundo», tal y como afirmó Mato.

Yanes destacó que la Diputación del Común atiende a toda la ciudadanía que quiera plantear un conflicto, en este caso, «la posible desaparición de una profesión como esta» y aseguró que estudiará esta petición para buscar soluciones «y proteger un oficio tan relevante para el patrimonio histórico de Canarias como es el de relojero artesano».

En esta línea, «me dirigiré a la Administración para pedir que se estudie la posibilidad de realizar un inventario de los relojes públicos, se busque una línea de apoyo para su restauración y se asegure el mantenimiento».