Escuela Feminista Belarmina Martínez del PSOE nace para «defender a la mujer»

Esta escuela lleva el nombre de la diputada socialista Belarmina Martínez, que fue «pilar de la lucha por la igualdad y defensa del feminismo en Canarias»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El secretario general del PSOE de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha inaugurado este sábado la Escuela Feminista Belarmina Martínez, un instrumento para defender «el papel de la mujer en la sociedad y la igualdad» que «aún es una quimera», según ha indicado.

«Siguen existiendo diferencias a favor del hombre frente a la mujer» y eso «no puede ser», ha dicho Torres.

Esta escuela lleva el nombre de la diputada socialista Belarmina Martínez, que fue «pilar de la lucha por la igualdad y defensa del feminismo en Canarias«, y ha celebrado que de su puesta en marcha participen la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, y la secretaria de Igualdad del PSOE federal, Andrea Fernández, además de otros compañeros de la organización.

El feminismo, ha dicho Torres, es algo que «deben defender todas las fuerzas políticas», está dentro de los objetivos de la Agenda 2030, que busca «acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres» y «la defensa del feminismo como un principio absolutamente indiscutible, claro y firme para el partido socialista».

Belarmina Martínez se ha declarado muy «emocionada y sorprendida» por este homenaje, porque a sus 80 años y tras 15 retirada, no se esperaba la llamada de Ángel Víctor Torres, ha confesado.

Ella trabajó 40 años, 30 de ellos como trabajadora social en las islas, y ha considerado que «represento la vida de muchas mujeres de la postguerra, que luchamos muchísimo, que venimos del campo, de la vida dura de nuestros padres, que llegamos a las ciudades, estudiamos muy mayores» y que «tomamos conciencia para cambiar una realidad en la que como mujeres no valíamos media peseta».

«Mi historia es la de muchas mujeres feministas, trabajadoras socialistas y de base de izquierda» que «trabajamos e hicimos mucho por las mujeres más pobres«.

Ha recordado que trabajó en «equipos de mujeres solidarias» como trabajadora social «con madres solteras, con víctimas de violencia de género, con prostitutas, en la prisión, en cursos de formación ocupacional y para crear tres cooperativas de mujeres».

«Fueron años espléndidos de apoyo a la lucha feminista», ha subrayado.

Respecto a la actualidad, ha expresado su preocupación porque «el feminismo está siendo atacado de una manera insólita», «siempre creímos que el machismo provenía de un sector de hombres conservadores y con miedo a las mujeres, pero ahora los ataques y la descalificación vienen de otra parte», y es algo que «me sorprende y es preocupante».