Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 23 de febrero
Vacunación masiva sin cita previa durante 24 horas (de domingo a lunes), en el pabellón Santiago Martín, en La Laguna, EFE

La presencia de la variante delta, más contagiosa, se ha duplicado en la última semana en Canarias

Ya representa el 20% de los casos en Tenerife y el 10% en Gran Canaria, lo que podría ser una de las causas del auge de las infecciones en los últimos días

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 6 de julio 2021, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El aumento de los casos de covid-19 que está experimentando el archipiélago desde hace una semana podría estar relacionado con la presencia de la variante delta del virus, una cepa más transmisible que la alfa -la británica- la predominante hasta ahora en Canarias. De hecho, en la última semana la variante delta es la responsable del 20% de las infecciones, el doble que la semana anterior, y alcanza el 10% en Gran Canaria, tres puntos más que la semana previa. Así lo explica el jefe de microbiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC), Óscar Díez. «En las últimas tres semanas se está duplicando su presencia», afirma el experto, que coincide con la OMS en que en agosto la cepa delta, que se detectó por primera vez en la India, será la dominante.

De momento, añade Díez, lo que se sabe es que tiene más «transmisibilidad que las otras. Lo que percibimos es una variante que empieza a aparecer en proporciones importante en un tiempo rápido y cuando una variante se comporta así sustituye a la otra». Lo que no parece es que tenga mayor morbilidad, es decir, que cause más muertes. Lo que no significa que no sea tan peligrosa como las demás. De hecho, al infectar a más personas puede haber «más ingresos».

La presencia ascendente de esta variante, explica Díez, es una de las posibles causas de que Tenerife esté registrando en los últimos días cifras de contagios por encima de los 300. «Puede explicar que hayamos duplicado los casos en la última semana, es una de las razones», admite, aunque también hay que recordar, «que ha habido cierta relajación, una disminución de las restricciones, han acabado las clases, hace buen tiempo... Todo esto es un caldo de cultivo para esta variante», añade. «Le estamos dando alegrías al virus disminuyendo las restricciones, sin mascarillas y sin distancia social. Lo que estamos viendo es que ha coincidió esta variante más transmisible y nos ha cogido en una época de más interacción social, luego se propaga más». Díez recuerda que esta variante se propagó rápidamente en la India y también pasó en Reino Unido, «por días se duplicaban los contagios», señala,

Otro problema añadido es que también se está contagiando gente ya vacunada. «Las vacunas no protegen al 100%. Son una prevención de la enfermedad grave, pero parece que estás cubierto al 100% por la vacuna. Es importante mantener las medidas, esto no se ha acabado. No hay que tener prisa. Estamos con mucha prisa por salir. Y las personas vacunadas se pueden contagiar y aunque suele ser leve, también contagian porque siguen teniendo carga viral».

Además, advierte, esta no será, posiblemente, la última variante del SARS-CoV-2. «Gran parte de la población mundial no está vacunada, nosotros somos afortunados, pero si no se sigue este ritmo en esos sitios seguirán produciendo cepas y mutaciones». Y hay más, el microbiólogo lamenta las malas estrategias de vacunación, como la seguida por algunos países retrasando la inoculación de la segunda dosis hasta 16 semanas. «Con una variante como la delta, y si hay personas con una sola dosis, no están inmunizadas, si esas personas se contagian pueden acelerar la aparición de otras variantes». «Ya hemos visto como en el Reino Unido han acelerado la segunda dosis porque había dejado a mucha gente sin ella un período de 12 o 14 semanas. Si se contagian el virus aprende a escaparse» y puede complicar la eficacia de las vacunas, advierte. De hecho, recuerda, ya hay una variante llamada delta+ y una variante andina.

La semana pasada el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, avanzó la incorporación de unos kits que mejoran reduciendo el tiempo la detección de mutaciones en porciones claves del virus. La idea es poder localizar en menos de 24 horas posibles mutaciones que afecten especialmente a la transmisibilidad. Con todo, hay que seguir vigilantes, añade Díez. «No solo se está contagiando la población de 15 a 25 años, también la generación de los 30 a los 40», advierte, «y el covid no es un virus amable» porque, aunque no se padezca de forma grave la enfermedad puede dejar secuelas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios