Imagen de Playa del Inglés de camino a Maspalomas. / Imágenes de Juan cArlos alonso

Una Navidad con pocos turistas en las playas canarias

Solo el turismo local y nacional salvan en mínimos unos festivos que suponen el inicio de la temporada de invierno en Canarias

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Iniciada la temporada de invierno, finalizando el año y en plena Navidad, los hoteleros han tenido históricamente unos días para aumentar los buenos datos de ocupación del verano. Incluso en los años en que la estacionalidad era la norma para el turismo. Sin embargo, e l coronavirus ha venido a cargarse todas las estadísticas de turistas en Canarias, la comunidad más afectada por el impacto de la pandemia en el turismo.

No solo es el reclamo de pasar unos festivos navideños al sol, aprovechando el buen tiempo que reina en el archipiélago estos días, sino que sobre todo supone el pistoletazo de salida a la temporada de invierno en las islas, la temporada alta del turismo internacional.

Sin embargo, los vaticinios no son nada prósperos a tener en cuenta el ambiente que se vivía este viernes en las principales playas de las islas. Turistas locales, algunos nacionales y muy pocos extranjeros, y la mayoría que residen en el archipiélago. Solo el turismo local y nacional, en menor medida, salvan la Navidad turística en las islas.

Referentes turísticos como Playa del Ingles, Maspalomas, Puerto Rico o Amadores tenían más trasiego esta mañana de Navidad que días atrás, pero la estampa no se parece a la de otros años. La pandemia ha golpeado al turista internacional y eso se notaba en los arenales, lo que supone un panorama poco halagüeño para el sector en los próximos meses.

Necesidad de los corredores turísticos

Con los principales mercados cerrados, Alemani y Reino Unido, y limitados los viajes desde la península, los complejos hoteleros registran estos días mínimos históricos. El protocolo establece que todo viajero que llegue a Canarias procedente de un territorio con una incidencia acumulada mayor a 50 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días tendrá que presentar un test negativo de diagnóstico de infección activa realizado 48 horas antes del vuelo, como máximo.

Si la incidencia del lugar de procedencia del viajero es de 50 o menos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días no deberá someterse a ningún test a su llegada a cualquier aeropuerto internacional de los archipiélagos.

Toque de queda

Además de las restricciones internaciones, también las medidas del Gobierno de Canarias, sobre todo en Tenerife, puede retraer el negocio turístico y la hostelería. Hasta el próximo 10 de enero, no se puede salir de casa entre las 01.00 y las 06.00 horas, Este horario se reducirá también la noche del 31 de diciembre al 1 de enero en media hora, es decir, el toque de queda comienza a las 01.30 horas y hasta las 06.00. Tenerife también es una excepción en este punto.

La isla lleva con toque de queda nocturno desde el 19 de diciembre entre las 22.00 y las 06.00 horas. En Nochevieja se retrasará a las 01.00 horas, «pero exclusivamente para el retorno al domicilio habitual tras acudir a reuniones» , señala la norma.