La lluvia llega a la capital grancanaria