La lluvia de Hermine riega el campo en San Mateo