Cuidado de zona verde. / CARRASCO

Urbaser descarta seguir cuidando las zonas verdes de Teguise otro año más

La decisión empresarial obliga al Ayuntamiento que preside Oswaldo Betancort a acelerar el concurso destinado a garantizar el servicio

JOSÉ R. SÁNCHEZ Teguise.

El decreto firmado en mayo por el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, para hacer valer una segunda prórroga del contrato suscrito con Urbaser para el mantenimiento de las zonas verdes del municipio no va a surtir efecto, según reconoció ayer el regidor. Obedece a que la empresa ha decidido rechazar esta segunda extensión anual del acuerdo, de modo que el Ayuntamiento va a tener que acelerar la tramitación del concurso destinado a que quede garantizado el servicio de mantenimiento de los jardines y similares.

La prórroga actualmente en vigor vencerá el 31 de octubre, de manera que el 1 de noviembre debería estar concretada la nueva adjudicación, a la que Urbaser podrá optar en igualdad de condiciones que el resto de entidades que crean contar con medios para cubrir el servicio. No obstante, reconoció ayer Betancort, dado que parece muy probable que el nuevo concurso pueda estar completado antes de las fechas aludidas, el operador que actualmente cuida de las zonas verdes quedará obligado a seguir asumiendo la actividad. Y así será, indicó el regidor, hasta la firma del nuevo contrato, muy probablemente ya comenzado 2022.

En caso de haber aceptado Urbaser la segunda prórroga, el Consistorio de Teguise habría tenido hasta el 31 de octubre del año venidero para desarrollar al completo la nueva licitación.

Presupuesto intermedio

Las condiciones del nuevo concurso están más o menos perfiladas, con intención de que el presupuesto concreto pueda quedar cerrado y garantizado durante este mismo mes. A falta de la definición al detalle, lo que sí se puede dar ya por seguro es que la iniciativa tendrá mayor dotación que el contrato actualmente en vigor, de casi 881.800 euros al año. Por contra, estará por debajo de la suma de la licitación que hubo que anular hace unos meses, con un desembolso anual de más de 1,7 millones de euros.

Se prevé una valoración intermedia, en parte porque se restringen objetivos con respecto a la iniciativa anulada en 2020, pero con mejoras con respecto a las condiciones actuales. Y se puede dar por seguro que al menos está garantizada la presencia del mismo número de operarios que actualmente ejecutan las labores de cuidado de los espacios verdes. Caso de concretarse la subrogación, la misma deberá tener en cuenta a 24 profesionales.

En cualquier circunstancia, la entidad que finalmente resulte escogida, de mantenerse los términos ahora en vigor, se deberá comprometer a ser responsable de todos los medios materiales necesarios para el buen cuidado de las zonas a cuidar.