Hospital Doctor José Molina Orosa. / C7

La Unidad de Hemodinámica se estrenará en 2022, a expensas del equipamiento

El último informe de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias contempla que se podrán evitar 900 derivaciones de pacientes cada año

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

Cada año se derivan a Gran Canaria, al Hospital Doctor Negrín, unos 900 pacientes lanzaroteños; bien para una atención urgente por una dolencia cardiaca, bien para una intervención programada, como un cateterismo, según informe reciente del Ejecutivo. La cifra quedará reducida a un registro residual en cuanto en 2022 entre en servicio la Unidad de Hemodinámica del Hospital Doctor José Molina Orosa.

Según fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se confía en que el estreno de la Unidad pueda tener lugar sobre mediados del próximo año; a expensas del equipamiento, que se sacará a concurso en pocas fechas. La estructura básica se espera que pueda estar lista antes de que acabe el año, fruto de unas obras iniciadas en primavera, según dijo en fechas recientes el consejero del ramo, Blas Trujillo, en una intervención en el Parlamento regional.

El Plan de Infraestructuras Sanitarias de Canarias prevé una inversión para el equipamiento de la Unidad de Hemodinámica de 700.000 euros. En paralelo, una vez terminadas las obras se realizan trámites previos a la puesta en marcha que requieren una evaluación de las instalaciones y del permiso del Consejo de Seguridad Nuclear, para la puesta en funcionamiento habitual.

Con ello, atendiendo a fuentes oficiales consultadas por este diario, «se evitará en el futuro la mayor parte de los traslados», con el añadido de que «se permitirá atender procedimientos urgentes como los Códigos Ictus e infartos, cuyo objetivo es mejorar la supervivencia y disminuirlas secuelas de los pacientes afectados por estas patologías tan prevalentes en nuestro entorno».

La obras corren a cargo de las empresas Zima Desarrollos Industriales y Climamur, por cerca de 620.000 euros, con los impuestos; como consecuencia del concurso público dispuesto por el Ejecutivo regional en 2020.

Para hacer viable el estreno en pocos meses hay que tener en cuenta que se han hecho avances a nivel de personal sanitario. Desde 2019 hay en plantilla dos especialistas en cirugía cardiovascular destinados en el primer centro sanitario insular. Además, se han tomado medidas para formar a otros profesionales del sector para labores de apoyo.

Calidad de Gestión Ambiental

A nivel sanitario, por otro lado, cabe indicar que el Hospital Doctor José Molina Orosa y los centros de atención primaria de Lanzarote han logrado este otoño, por primera vez, la certificación oficial ISO 14001 de Calidad de Gestión Ambiental, por el compromiso mostrado con la protección del medio ambiente.