Turistas en Arrecife. / CARRASCO

El turismo generó en el tercer trimestre la mitad de los ingresos habituales

Entre el 1 de julio y el 30 de septiembre los viajeros desembolsaron más de 420 millones de euros. Los nacionales fueron la gran referencia

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

Los turistas llegados a la isla entre julio y septiembre fueron capaces de mover algo más de 420 millones de euros, según informe del Instituto Canario de Estadística (Istac). El balance se quedó en algo más de la mitad de lo habitual en años precedentes a la pandemia para las fechas centrales del verano, con medias próximas a los 800 millones de euros. La estimación cabe interpretarla en tono positivo, dado que en el verano de 2020 la recaudación fue de una sexta parte de lo cotidiano. El registro estival fue de más del triple de todo lo recaudado en los primeros seis meses del año.

Como ya aconteció entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020, fueron los viajeros nacionales los que en mayor modo hicieron que el recuento final alcanzara buena relevancia, al sumar casi 123,3 millones de euros. Los viajeros de Gran Bretaña, los habituales líderes en suma de visitantes y aportación económica en bruto hasta antes del coronavirus, volvieron a quedar por detrás de los turistas domésticos, con una estimación final por arriba de 106,2 millones de euros.

Los alemanes alcanzaron en el tercer trimestre una suma cercana a 36,9 millones de euros; mientras que los holandeses quedaron próximos a los 12 millones de euros. Además, en el informe dado a conocer por el Istac se concreta una estimación de 12,1 millones de euros para los viajeros de los países nórdicos, aspecto que contrasta con el verano de 2020, cuando este mercado apenas si apuntó ingresos.

En el estudio se aglutina en un mismo bloque a los turistas de todas las demás nacionalidades, caso de irlandeses, italianos, suizos, franceses, belgas, austriacos y portugueses. Y para ellos se concreta una valoración en común nada despreciable de algo más de 129,6 millones de euros.

139,5 euros al día por viajero

Cada turista llegado a Lanzarote en el tercer trimestre hizo un desembolso medio diario de más de 139,5 euros, contando el dinero empleado para desplazarse desde su punto de procedencia hasta la isla. Este último concepto explica en parte que sean notables las diferencias entre los turistas españoles y el resto, al ser más económicos los desplazamientos de índole doméstico. Un viajero español desembolsó en el verano una media por jornadas de casi 122,9 euros.

Los belgas fueron los más dados a abrir la cartera, con una media diaria por viajero de 173,1 euros. Cada escandinavo sumó por fecha algo más de 163,1 euros para disfrutar de su estancia lanzaroteña. Cada alemán desembolso casi 154,8 euros por día y cada británico alcanzó un desembolso de casi 140,3 euros por fecha.

Como curiosidad añadida, en el primer trimestre del año, con algo más de 41 millones de euros, los viajeros concretaron en Lanzarote menos del 9% de los ingresos turísticos de Canarias. En el segundo trimestre se mejoró, pues el registro de casi 82,5 millones de euros fue equivalente al 10% del apunte del conjunto regional. El tercer trimestre tuvo consideración más o menos acorde con lo común hasta antes de la pandemia, al suponer más del 19% de las islas.