Vista de la central térmica de Punta Grande y del frente litoral escogido para el parque eólico marino. / CARRASCO

Transición Ecológica sigue tramitando el parque eólico marino de Las Caletas

Pese a la negativa que se anunció por el Cabildo, aún hay opciones de que se dé permiso para la presencia de cuatro grandes aerogeneradores

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

El Ministerio para la Transición Ecológica todavía mantiene en fase de tramitación la petición de permiso dada a conocer oficialmente a finales de 2020 para la instalación de un gran parque eólico marino en aguas cercanas a Las Caletas. La iniciativa no cuenta con el respaldo del Cabildo, según dijo poco antes del pasado verano la presidenta, María Dolores Corujo.

El último trámite seguido y validado ha sido la elaboración y difusión del Documento de Alcance del Estudio de Impacto Ambiental, donde se marcan pautas de qué aspectos preservar con respecto al cuidado del medio, terrestre y marino, en caso de prosperar la iniciativa. Y se está a la espera de que se difundan las respuestas a las alegaciones y sugerencias, tras previamente haberse hecho por los técnicos ministeriales un listado de posibles actores implicados en el trámite.

Se espera que sea ya entrado 2022 cuando se conozcan las réplicas a las valoraciones a quienes dicen oponerse a al parque eólico marino que se promueve por la mercantil Ocean Winds, entidad que también contempla inversiones similares en otros puntos de Canarias. Los contrarios a la iniciativa consideran que sería notable el impacto visual, con riesgo para la flora y la fauna.

Cabe recordar que la propuesta contempla, de manera básica, la instalación de cuatro aerogeneradores, de igual forma y capacidad productiva, sobre alta formas flotantes, para alcanzar una potencia en conjunto de 50 megavatios. Cada molino se tiene previsto que sea, en caso de prosperar la acción, de una altura de 130 metros, en lo que se refiere a la torre; con una longitud de pala de 117 metros. También se ha programado una arqueta de transición para la conexión mar-tierra, con cableado submarino.

Con retraso de algunos meses

Atendiendo a la documentación que obra en poder ministerial, el aerogenerador de extremo más próximo a tierra es que se ha contemplado que tenga una conexión directa mediante el correspondiente cable de evacuación. En cuanto al cable submarino, como ya contó CANARIAS7, estará a su vez formado por dos tramos, uno dinámico en la columna de agua y otro estático en el fondo marino, ambos con igual característica de tensión máxima y potencia.

Los promotores de procedencia portuguesa de este parque eólico, bautizado con el nombre de Lanzarote Este, consideran que su entrada en funcionamiento, fruto de un desembolso de decenas de millones de euros, se podrá evitar con su presencia la emisión anual a la atmósfera de 134.000 toneladas de CO2, al rebajarse la dependencia de la central térmica de Punta Grande.