Arreglo de canalización en Arrecife en imagen de archivo. / C7

Casi dos tercios del agua que se desaló en 2021 no se pudo facturar por Canal Gestión

La producción, la más alta de siempre en un periodo anual, pasó de 27,15 millones de metros cúbicos. La red apenas se ha mejorado desde 2018

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

Las diferentes plantas de desalación de agua que Canal Gestión Lanzarote tiene en la isla produjeron más 27,15 millones de metros cúbicos de líquido potable en el pasado año, marcándose tope anual en la materia. Del total, los consumidores hicieron uso, sumados contadores y cubas, de cerca de 10,49 millones de toneladas de agua, de manera que quedaron bajo el concepto de tasa de agua no controlada (pérdidas en red, fraude y generación para consumo interno) sobre 16,6 millones de metros cúbicos, equivalentes al 61,4% de la producción, que no se facturó.

Las descomunales pérdidas, sobre todo cabe achacarlas al mal estado de las canalizaciones, pese a las inversiones entre 2013 y 2018 por el actual operador del ciclo integral del agua para mejorar parte de los 1.500 kilómetros de tuberías que componen la red. A mitad de la pasada década ya se dieron años con niveles de pérdidas próximos al 60% de la producción, lográndose rebajar el concepto a cerca del 50% de la generación en algún ejercicio puntual, fruto de las inversiones comprometidas y ejecutadas, por más de 50 millones de euros; y al mayor control en el fraude.

Se da la circunstancia de que el consumo general no fue el más elevado de siempre en doce meses, a causa de la menor presencia de turistas, por la pandemia, sobre todo en el primer semestre. De haberse tenido en 2021 un ejercicio turístico al uso, muy probablemente los niveles de pérdidas y el porcentaje sobre el total habrían sido aún mayores.

El líquido producido sirvió para abastecer a algo más de 74.000 abonados, cifra superior a la de ejercicios precedentes, fruto de una presencia más notable de particulares. Más del 54% del consumo correspondió al servicio doméstico; mientras que poco más del 34% al industrial y turístico. El resto se repartió entre consumos agrícolas, ganaderos y de instituciones.

Los municipios de Arrecife, Tías y Teguise, por ese orden, fueron los que registraron mayor consumo en 2021, superando los 2 millones de metros cúbicos en el caso de los dos primeros ámbitos y rozándose esa cantidad en el tercero. Para poner en valor estos apuntes, en 2019, aún sin el coronavirus presente, en Tías se pasó de 3 millones de toneladas de agua consumida, en buen grado por los turistas.

De otro lado, el balance de agua reutilizada, obtenida en las depuradoras para un segundo uso destinado al riego de jardines y plantaciones, arrojó una producción en 2021 de casi 2,58 millones de toneladas; con consumo de casi 1,7 millones de metros cúbicos.