Momento del pleno, con rango telemático. / CARRASCO

Teguise se manejará este año con cerca de 41 millones de euros de presupuesto

La antigua capital insular es el primer municipio de la isla que saca adelante las cuentas de 2022. Se contempla un crédito de 8 millones de euros. PSOE y PP votaron en contra

JOSÉ R. SÁNCHEZ Teguise

Con el voto a favor de los integrantes del grupo de gobierno que lidera Oswaldo Betancort, de Coalición Canaria (CC), este lunes se aprobó en sesión plenaria el presupuesto de Teguise para 2022, por cerca de 40,95 millones de euros, de manera inicial. Este municipio es el primero en sacar adelante las cuentas locales del año, a expensas de que prospere la aprobación definitiva, tras el periodo oportuno para alegaciones y posibles impugnaciones.

Con respecto a 2020 hay una diferencia en positivo muy notable (no hubo presupuesto en 2021), principalmente por un crédito de 8 millones de euros, con el propósito de concretar «más inversión pública y poder atender cuentas pendientes, como sentencias anteriores a este grupo de gobierno y, por lo tanto, ajenas a nuestra gestión en materia urbanística», reseñó el alcalde, quien añadió que se contemplan «las mayores inversiones en educación, deporte, cultura, dinamización y bienestar social, agricultura, tenencia de animales», junto con «otras inversiones que pasan por generar empleo y mejorar infraestructuras y servicios al ciudadano», dijo Betancort.

Además, en este año se contempla una partida específica para diversos actos relacionados con el primer medio siglo de Costa Teguise como localidad.

«Una vez más, independiente de los palos en las ruedas que nos hemos encontrado por el camino, y a pesar de la merma en ingresos fiscales provocados por la pandemia, seguimos invirtiendo y apostando por Teguise y por La Graciosa con unas cuentas que buscan recuperar la ilusión», sentenció Miguel Ángel Jiménez, titular de Economía y Hacienda.

El Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) votó en contra, como aconteció también con el Partido Popular (PP). Se abstuvo Podemos.

Los socialistas, que vieron rechazada su enmienda a la totalidad, justificaron su posición, dijo Marcos Bergaz, en que «estamos ante las cuentas de la incoherencia, porque el alcalde se ha cansado de hablar de deuda cero y, sin embargo, pide un préstamo de más de 8 millones de euros». Además, se quejó el PSC-PSOE de falta de consenso. El alcalde «no convocó al principal partido de la oposición para pactar unos mínimos», indicó Bergaz.

En cuanto a los conservadores, «estamos ante un presupuesto de corta y pega que propone un giro de 360 grados para que Teguise se quede estancado en el mismo sitio», explicó la portavoz, Nieves Arrocha, quien añadió que «son los estragos de un gobierno agotado y agotador, carente de respuestas, y con un plan de acción económico que avergonzaría al Oswaldo Betancort que en 2011 llegó a la alcaldía, pues se trata únicamente de gestionar la rutina».