Inmueble objeto de polémica. / CARRASCO

Teguise encarga el proyecto para tirar uno de los hoteles ilegales inacabados

El TSJC advirtió al alcalde con una multa personal diaria, al observarse que no constaban acciones para cumplir la sentencia que ordenó demoler. El PSOE ve «demasiados años de promesas incumplidas por parte de Coalición Canaria»

JOSÉ R. SÁNCHEZ Costa Teguise

El Ayuntamiento de Teguise ha encargado el proyecto de demolición de uno de los esqueletos de Costa Teguise, con vistas a ejecutar el derribo en fechas próximas. En concreto, se ha pedido una guía con vistas a tirar el inmueble que ocupa parte de la parcela 242 de Costa Teguise, inmueble que motivo el pasado 18 de enero que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias advirtiera al alcalde, Oswaldo Betancort, con una sanción económica a título personal, diaria, de 1.000 euros; por falta de argumentación al tiempo de explicar que siga sin ejecutarse una última sentencia fechada en 2007 donde se decretó la nulidad de la licencia del hotel, por no encajar en el planeamiento insular.

El derribo de este inmueble se ha venido reclamando por el Cabildo en varias ocasiones. La última petición data de comienzos de año. Se alegó que el TSJC había emitido un auto en junio de 2020 donde quedaba constancia de que no procedía la legalización del establecimiento objeto de polémica, en sintonía con otras decisiones judiciales que afectan a otras parcelas de Costa Teguise.

Esta construcción en particular, que da hacia la avenida de Las Palmeras y que mira también a la calle Las Adelfas, se proyectó por la mercantil Proeste a finales del pasado siglo que contara con 934 plazas turísticas, en una parcela de 20.500 metros cuadrados. Se dio autorización por Teguise, en tiempos de Juan Pedro Hernández como alcalde; a pesar de que eran negativos los informes del Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT).

El solar se encuentra a la venta, con la particularidad de que en el esqueleto consta la presencia de personas son hogar, como pasa también en otros hoteles a medio concluir en la localidad, también considerados ilegales.

Por parte del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) se ha valorado este viernes de modo positivo el proceder tomado, a través de un decreto donde se destina una partida de 14.926,50 euros para la concreción del proyecto.

Se advierte, no obstante, por el portavoz socialista, Marcos Bergaz, que la medida tomada por Oswaldo Betancort es fruto de las advertencias judiciales, añadiendo que queda patente que «la excusa sonrojante de la falta de personal para no haber actuado ha quedado en el olvido y el alcalde, en cuestión de días, ha procedido a encargar la redacción del proyecto a un profesional externo del Ayuntamiento». Además, matiza Bergaz que «han sido demasiados años de promesas incumplidas por parte de Coalición Canaria, que han derivado en un grave problema de legalidad, social y de imagen que sufren los vecinos de Costa Teguise».

El PSOE espera que «este encargo resulte un punto de inflexión en la andadura del actual gobierno municipal al que animamos no sólo a redactar el proyecto, sino a instar a la propiedad a que ejecute el derribo, y en el caso de no proceder, a que lo haga el ayuntamiento pasando después la factura a la propiedad».