María Dolores Corujo, en el Cabildo con Héctor Gómez, el senador Fajado y la diputada González. / carrasco

El Senado validará en junio la entrega de las 70 casas de Valterra

Una vez se publique el acuerdo de la Cámara Alta, el Cabildo estará en disposición de aprobar en pleno la recepción. Corujo evita dar plazos

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

Tras el acuerdo del jueves en el Congreso, con una nueva disposición de la Ley de Vivienda, muy probablemente en junio se deberá ratificar en el Senado la entrega de las 70 viviendas de Valterra aún bajo titularidad del Instituto Social de la Marina.

El concierto precisará de publicación oficial, como paso previo a la cesión al Cabildo, que hará de intermediario con las familias con derecho al registro de las casas.

No existe un plazo concreto para completar los trámites, según valoró este viernes la presidenta, María Dolores Corujo, tras un encuentro en dependencias de la primera Corporación con el portavoz parlamentario socialista, Héctor Gómez. Y en presencia del senador Manuel Fajardo Palarea y la diputada Ariagona González, precisó Corujo que «asumiremos las competencias con todas las garantías».

Casas de Valterra. / carrasco

En principio, una vez completados los trámites bajo tutela del Gobierno de España, hará falta un acuerdo plenario. Con posterioridad se contactará con las personas implicadas, tomándose como base las referencias catastrales registradas de manera oficial, según se dijo a CANARIAS7.

En la comparecencia ante los medios lanzaroteños, Corujo aprovechó para asegurar que «se ha revertido una situación de absoluta injusticia». Además, la presidenta criticó el papel adoptado por el Consistorio de Arrecife; abundando así en la visión ofrecida el jueves, en la comunicación trasladada a la opinión pública por el Cabildo sobre el acuerdo asumido por el Congreso de los Diputados, con presencia de una delegación de los vecinos.

Historia

Inicialmente se había optado por un convenio entre el Instituto Social de la Marina y el Ayuntamiento de Arrecife, llegando a suscribirse un compromiso previo por parte de la anterior alcaldesa capitalina Eva de Anta. Ese acuerdo se quebró en este mandato, con Ástrid Pérez de regidora.

Fue en 1955 cuando se construyeron 200 casas, en suelo entregado por el Consistorio, a bien de dar techo a las personas desplazadas hasta Arrecife para incorporarse a la industria pesquera insular, al alza a mediados del pasado siglo, con varias conserveras y una flota notable. Décadas después 130 viviendas se pudieron dar y las 70 restantes quedaron a expensas de un litigio entre moradores y tres mercantiles.