San Bartolomé defiende el cobro del canon por los parques eólicos en su suelo

Tras solicitar el Consorcio del Agua al Ayuntamiento de San Bartolomé que renuncie a cobrar el canon por la instalación de dos parques eólicos en suelo municipal, la alcaldesa, María Dolores Corujo asegura que defenderá este ingreso legítimo y tilda la petición de San Ginés de “impertinente”.

LOURDES BERMEJO

El Ayuntamiento de San Bartolomé se ha mostrado decidido a continuar adelante con el expediente de cobro del canon urbanístico que corresponde abonar por la instalación de dos parques eólicos en el municipio, a pesar de lo solicitado por el Consorcio del Agua.

La alcaldesa del municipio, María Dolores Corujo ha tildado de «impertinente» la nota de prensa del presidente del Cabildo y el Consorcio, Pedro San Ginés, en la que señala «con todo lujo de detalles» las cantidades que San Bartolomé recibirá en los próximos años como consecuencia de la instalación de los citados parques eólicos: «Por lo visto, el único ayuntamiento que cobrará del Consorcio es el de San Bartolomé. Todos cobrarán su porcentaje correspondiente por el mero hecho de ser integrantes del Consorcio. Lo que se discute es el canon urbanístico y ese no tiene nada que ver con ser o no integrante del Consorcio», dice la alcaldesa.

Corujo ha destacado que todos los integrantes del Consorcio se beneficiarán, de manera proporcional a su participación en el mismo, del 9% de los ingresos por la venta de electricidad de los parques. «En otras islas y otros casos, ese 9% va íntegro al ayuntamiento en el que se encuentra el parque. En Lanzarote, sin embargo, va al Consorcio en vez de a San Bartolomé por lo que nuestro municipio ya ha hecho un esfuerzo enorme de solidaridad con el resto de municipios», señaló.

La alcaldesa reprocha, además, la «ligereza» con que algunos representantes públicos se han sumado a esta demagógica petición: “Haría, Tinajo y Yaiza se benefician del canon de los Centros Turísticos, San Bartolomé no. Me gustaría que esos tres municipios compartieran los ingentes recursos que reciben por el canon de los Centros con San Bartolomé. Me da la sensación de que algunos nos ven tan solo como ese sitio en el que aterrizan los aviones o como un simple lugar de paso para comunicar las principales zonas turísticas con el resto de la isla. Ya nos convirtieron en unos años en una simple ciudad dormitorio sin equipamientos y sin servicios mientras otros recogían los frutos del desarrollismo y hemos tenido que acometer casi en solitario la transformación de Playa Honda en una ciudad residencial digna, mientras otros municipios, por interés partidista, concentraban inversiones y apoyos de otras administraciones”.