Presentación en El Almacén. / J.L.C.

CULTURA

Tres nuevas muestras en El Almacén

Se ofrecen creaciones de Teresa Correa, Karina Beltrán y Guacimara Hernández hasta el 22 de enero

CANARIAS7 Arrecife

Este viernes se abren al público las nuevas muestras artísticas del Centro Insular de Cultura (CIC) El Almacén, con respaldo del Cabildo. En la presentación previa a los medios hecha este pasado jueves se dijo que durarán hasta el 22 de enero las exposiciones que protagonizan Teresa Correa, Karina Beltrán y Guacimara Hernández.

Para las tres propuestas hay previstas visitas guiadas, para las que se precisará concertar la presencia por parte de las personas interesadas, a través del teléfono 928 831 507, en horario de 10.00 a 21.00 horas, en fechas laborables.

Para tener en cuenta a las protagonistas de las muestras, el Cabildo ha dado a conocer explicaciones:

En 1998, Teresa Correa, realizando un trabajo de documentación fotográfica con restos arqueológicos del Museo Canario, se encuentra ante un cráneo de una mujer de procedencia norteafricana que posee la misma estructura ósea que la suya. El cráneo 1383, bautizado por la artista grancanaria como «Madre», será un punto de inflexión fundamental que motivará un proceso personal de investigación antropológica y de reflexión artística que la llevará no sólo a replantearse la mirada única y hegemónica que evalúa y excluye a las mujeres del constructo cultural y social que las rodea, sino también a reformular los conceptos de identidad, tiempo o memoria, en forma de un diálogo que transita visualmente entre la realidad visible (revelada) y la invisible ( no revelada).

La mirada curiosa e intuitiva de Karina Beltrán convierte a la fotografía en el medio de expresión idóneo con el que explorar su existencia nómada. A través de una metodología compulsiva basada en lo referencial, la artista conforma una cartografía de retazos interiores, objetos, luces y atmósferas. Beltrán convierte su trabajo visual en una búsqueda de lo eterno, en una forma de expresión melancólica y existencial que da cuerpo a una poética de la fragmentación. El resultado final es un gran puzle compuesto por metáforas de sí misma, un universo de lo cotidiano y lo pequeño, de lo efímero y lo imprevisto, en el que encontrar lo único que puede salvarnos: la belleza.

Tomando como referente inspirador el universo literario de los textos de las viajeras europeas que visitaron Canarias en el siglo XIX, como la escritora británica Olivia Stone, la creadora Guacimara Hernández nos ofrece la posibilidad de sumergirnos en un ejercicio de reflexión antropológica y cultural a través de una instalación artística y varias acciones divulgativas específicas con el objetivo de activar y reformular lecturas interpretativas sobre la mirada foránea, planteando situaciones para la interpretación y el diálogo en torno a conceptos como el territorio insular, la experiencia viajera, la otredad, la identidad o el turismo.