Pesqueros en Arrecife. / Carrasco

La pesca fresca apenas pudo generar 4,7 millones de euros en ingresos en 2020

La actividad, marcada por la incidencia de la covid-19 sobre la economía, se completó con menos de 1.467 toneladas de capturas

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

La actividad pesquera en 2020 en aguas lanzaroteñas tuvo peores resultados que en los años previos, tanto a nivel productivo, como económico, según informe del Centro de Datos del Cabildo. Las ventas de las capturas permitieron ingresar apenas 4,71 millones de euros, de modo que hay que remontarse a mediados de la pasada década para contar con registros similares. En el balance no figura la acuicultura.

Las capturas en conjunto alcanzaron un peso de algo menos de 1.467 toneladas, según la estimación calibrada por los técnicos cabildicios. Para comparar y poner en relieve hasta qué punto afectó la ralentización de la actividad a causa de la covid-19, en la campaña de 2019 se consiguieron capturar casi 1.628 toneladas, con un valor económico cifrado en casi 5,7 millones de euros; mientras que en la campaña de 2018 se rozó la cota de las 2.010 toneladas de captura, con una estimación económica de casi 5,4 millones de euros.

En el resumen centrado en la actividad pesquera del pasado ejercicio se concreta que especialmente productiva volvió a ser la actividad pelágica, pues se lograron en 2020 capturas por valor de más de 2,1 millones de euros a través de este tipo de pesca, gracias a la venta de 1.045 toneladas. La parte opuesta se dio con la captura de moluscos, puesto que apenas se certificó la venta de poco menos de 1,9 toneladas, con un valor en el mercado por abajo de 13.000 euros.

Los demersales permitieron que la actividad pesquera de Lanzarote y La Graciosa obtuviera ingresos durante el pasado año, principalmente en los meses iniciales y en el tramo final del ejercicio, por un valor de casi 2,55 millones de euros, con capturas con peso de casi 422 toneladas.

En lo que a los crustáceos se refiere, en la campaña del pasado ejercicio tuvieron una consideración testimonial, toda vez que sumaron la modesta cantidad de 1,9 toneladas de capturas en conjunto. Esta producción generó ingresos de 55.000 euros, según figura en el registro hecho por el Centro de Datos, basado en cuentas de la Viceconsejería de Pesca del Gobierno canario.

2016, el mejor ejercicio

Cabe resaltar que 2016 figura en la estadística como el mejor año desde que hay que constancia de las capturas con el método de recuento que aplica el Ejecutivo desde el arranque del siglo. En concreto, la flota tradicional pudo capturar hace cinco años atrás un total de 2.280 toneladas, que permitieron obtener 4,32 millones de euros. Y a través de la acuicultura salieron al mercado 4.055 toneladas, con un valor económico de 14,2 millones de euros.