Protesta de guagüeros este jueves. / S.B.

El personal de Lanzarote Bus inicia el paro respetando el transporte escolar

El seguimiento de la huelga para el transporte de turistas y el traslado del personal de negocios alojativos tuvo ayer carácter mayoritario

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

La falta de acuerdo entre las partes en conflicto, a pesar de los contactos mantenidos a comienzos de semana, causó este pasado jueves que fueran a la huelga buena parte de los 80 profesionales de Lanzarote Bus y sus empresas asociadas (Guaguas Lanzarote, Jocaba y Guaguas Jocaba). Según fuentes sindicales, el seguimiento del paro fue mayoritario, si bien con la salvedad de que la movilización afectó en exclusiva al transporte de turistas y al traslado del personal de los negocios alojativos; mientras que no hubo incidencia alguna en el transporte escolar, ante una advertencia oficial sobre la necesidad de esperar a hoy viernes para dar validez al preaviso de huelga.

De este modo, durante las primeras horas del días se hicieron todos los servicios habituales de traslado de estudiantes; mientras que apenas hubo salidas en relación con el transporte turístico. De igual manera aconteció a primera hora de la tarde, con los servicios de vuelta de los estudiantes en diversos municipios.

Durante buena parte del día, los profesionales en huelga se concentraron a las puertas de la cochera principal de Lanzarote Bus, en la calle Velacho de Arrecife, con presencia de varias pancartas donde quedó constancia del descontento con la patronal.

Entre otros aspectos, el personal movilizado demanda que se revisen las jornadas de trabajo, dado que hay casos de hasta siete horas de separación entre un servicio y el resto de la jornada laboral; y que se actualicen las nóminas, pues desde hace una década no se suman las correcciones con respecto al IPC (Índice de Precios al Consumo). En este último apartado, cabe recordar que los trabajadores han llegado a catalogar de «irrisorio» el suplemento de 26,09 euros al mes propuesto por la parte empresarial.

Este viernes la situación se prevé que se asemeje bastante a la vivida ayer. En este caso, a consecuencia de que el Ejecutivo, a través de varios departamentos, ordenó que los servicios mínimos afecten al completo de los profesionales en el ámbito del transporte escolar. Por parte sindical se anunció anoche que se iba a denunciar la medida, con vistas a que se rebaje el porcentaje de servicios mínimos la semana venidera, una vez pasadas las fechas festivas, en caso de que para entonces se mantenga el paro.

En la parte relacionada con el transporte de índole turístico no se han decretado servicios mínimos, con lo que este viernes se espera que siga siendo notable el seguimiento de la movilización. Además, los trabajadores anoche fueron llamados a protagonizar otra concentración de protesta ante la sede de la empresa.

Cabe añadir que el total de conductores que asistió a la asamblea celebrada la noche del miércoles, horas antes de la hora marcada para el arranque del paro, dio su voto a favor de la convocatoria, tras estimarse insuficiente la última proposición hecha por la parte empresarial, según el portavoz sindical, José Manuel Moreno. Está pactado que el paro de Lanzarote Bus y entidades vinculadas, salvo rectificación de última hora, tenga rango indefinido.