Jacobo Medina supervisando días atrás las obras. / CARRASCO

Obras Públicas arregla la vía LZ-2 para evitar acumulación de agua en días de lluvia intensa

Los trabajos se ejecutan sin necesidad de cortar el tráfico rodado

CANARIAS7 Arrecife.

Operarios relacionados con el Área de Obras Públicas del Cabildo están llevando a cabo estos días las obras para el drenaje de las aguas de pluviales en la carretera LZ-2, sentido Tías-Arrecife, de cara a evitar que se den colapsos de tráfico por la zona cuando se den lluvias de cierta magnitud durante el invierno.

«Los operarios de la empresa adjudicataria de la conservación de la red de carreteras insulares», explicó el consejero Jacobo Medina, «están instalando varios imbornales, concretamente en el punto kilométrico 5,600; para drenar el agua de lluvia e impedir que ésta se acumule en la calzada, lo que supone un peligro evidente para los conductores»

Los trabajos, que no están precisando en principio el cierre al tráfico de esta carretera, se están realizando en un punto bajo de la vía que durante la época de lluvias fuertes es conflictivo, ya que sufre inundaciones que conllevan un riesgo en la circulación, vistos los antecedentes de comienzos de año y de otras fechas anteriores con lluvias notables en la isla. «Nuestro objetivo es mantener las carreteras insulares en buen estado y maximizar las condiciones de seguridad por el bien de todos», explicó Medina días atrás para justificar la ejecución de los trabajos.

Cabe precisar que el tramo de carretera que está siendo adaptado es uno de los puntos de la red viaria insular que concentra un mayor volumen diario de tránsito de vehículos, con hasta 20.000 automóviles por jornada.