Autoridades y técnicos en Playa Quemada. / C7

Jaulas marinas dañinas en Playa Quemada

Ya se padecen consecuencias «nefastas», según el informe preliminar del estudio encargado por Yaiza

CANARIAS7

El estudio encargado por Yaiza para ver cómo afectan al entorno los 53 jaulas marinas que aún hay en Playa Quemada ha concluido, al menos a nivel preliminar, que ya hay consecuencias «nefastas», según el alcalde, Óscar Noda.

Los resultados al detalle se espera que puedan estar listos a finales de julio.

En versión del regidor, «el pasado mes de abril iniciamos la investigación con la ONG Innoceana y presentaremos los resultados en rueda de prensa a finales del próximo mes de julio al lado de los profesionales que desarrollaron el estudio». El mandatario sureño acompañó al equipo técnico durante su última visita a Playa Quemada; junto a la concejala de Medio Ambiente de Yaiza, Águeda Cedrés; y el técnico municipal especialista en la materia.

Varias etapas

El estudio se dividió en tres fases. Primeramente se abordó un análisis histórico y actual de las condiciones que pueden afectar la calidad del entorno marino para luego seguir con el estudio preliminar de la zona costera incluyendo toma de muestras de aguas y la posible presencia de nutrientes que pueden promover la aparición de algas dañinas para el baño así como parásitos y bacterias. Estas dos fases se llevaron a cabo en abril.

Ya en mayo el trabajo estuvo centrado en el estudio submarino de las zonas colindantes a las jaulas marinas con toma de muestras de sedimentos y de aguas. «Ahora estamos en la última fase, la del análisis de las muestras en laboratorio, conclusiones preliminares e informe final que presentaremos con datos recopilados e imágenes terrestres y submarinas», según el alcalde.