Visitantes en El Jardín de Cactus. / CARRASCO

El Jardín de Cactus requiere de un servicio de control de aves para evitar palomas y tórtolas

Cada año se emplearán 8.000 euros

JOSÉ R. SÁNCHEZ Teguise.

La presencia abundante de aves en El Jardín de Cactus va en contra de un buen servicio de calidad para los visitantes del lugar. Conocedores de la circunstancia, los responsables de los Centros de Arte. Cultura y Turismo del Cabildo han decidido hacer uso de una empresa especializada, con un presupuesto anual cercano a 8.000 euros, para principalmente evitar la presencia en el lugar de palomas y tórtolas.

Se prevé con la iniciativa que cobre forma regular la instalación de trampas distribuidas por sus sitios de reposo; así como la presencia de aves rapaces y ahuyentadores sonoros y visuales. Además, se deberá proceder por la entidad que se contrate a la retirada de nidos y a ejecutar cazas controladas dentro del recinto, con la particularidad de que las aves que resulten capturadas deberán ser retiradas con vida.

Todos los trabajos se realizarán en horario de cierre del espacio, cuando no haya visitantes, «con el fin de prestar el servicio adecuado de control, exceptuando urgencias que pudieran surgir», según las fuentes oficiales consultadas por este diario.

Como poco, las actividades regulares a ejecutar deberán hacerse una vez al menos por semana, con opciones de aumentar la intensidad de los controles en caso de que la población de palomas y tórtolas sea muy elevada. Y habrá servicio de guardia para fines de semana y las fechas festivas.

Existe intención de estrenar este servicio de control en las primeras fechas del año venidero.