ITV en marcha en La Graciosa

La iniciativa tiene en cuenta que en la Octava Isla hay menos de 5.000 vecinos censados

FOTO: JAVIER BERMÚDEZ PÁEZ

Un equipo de la empresa especializada Applus Iteuve Technology inició ayer en Caleta de Sebo la primera de las cinco campañas de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) contratada por el Gobierno de Canarias. La siguiente será en otoño y las tres posteriores entre 2021 y 2022.

Por la iniciativa, para evitar el dificultoso traslado de vehículos de La Graciosa a Lanzarote, el Ejecutivo hará un desembolso de más de 198.000 euros.

El contrato se firmó a finales del pasado año, en plenas fechas navideñas; en función del visto bueno dado por los técnicos encargados de la supervisión de este concurso público a lo largo del otoño.

Es la primera vez que se hacen controles de ITV en La Graciosa con presencia de una empresa especializada. Alguna campaña ya hubo en años precedentes, pero con logística directamente organizada por el Ejecutivo.

La iniciativa tiene en cuenta, de manera especial, la dificultad que entraña en la actualidad desplazar vehículos desde La Graciosa hasta Lanzarote para pasar la ITV en algunas de las dos estaciones autorizadas, una en Arrecife y otra en Playa Honda. Se tiene en cuenta «la inexistencia de rampa en el puerto de Órzola», según consta en la documentación dada a conocer desde el Ejecutivo, circunstancia que «obliga a utilizar una grúa para las operaciones de entrada y salida de los vehículos en el barco, lo que eleva considerablemente el coste del desplazamiento para los titulares de los vehículos».

El Ejecutivo, que descarta una ITV fija, asume para esta propuesta que vale la norma que permite medidas especiales en islas de menos de 5.000 vecinos.

Son por cuenta del contratista los gastos correspondientes a la adquisición o arrendamiento de los equipos de inspección, a su desplazamiento a La Graciosa y al control metrológico que corresponda, «mantenimiento, energía, almacenamiento, personal así como cualquier otro gasto que se pueda originar». Además, el adjudicatario del servicio quedará obligado a la entrega de la información estadística sobre el número de inspecciones efectuadas y el resultado de las mismas, con vistas a que esta información quede añadida al total de Canarias. Podrá servir, además, para fijar el estado real del parque móvil graciosero.