Protesta en diciembre de trabajadores de Lanzarote Bus ante el Cabildo. / CARRASCO

La huelga en Lanzarote Bus se enquista y obliga al Cabildo a mediar en el litigio

Este viernes se entra en la sexta semana del paro indefinido que se sigue por la mayor parte de los 80 profesionales llamados a movilizarse

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

Los 80 profesionales de Lanzarote Bus y sus empresas asociadas (Guaguas Lanzarote, Jocaba y Guaguas Jocaba) están llamados a empezar este viernes su sexta semana de huelga indefinida. Apenas se han dado avances desde hace días en las negociaciones, de modo que desde el Cabildo se ha decidido intervenir, para intentar mediar.

En principio, desde la primera Corporación se contempla una ronda de contactos en la semana venidera, para así lograr que se ponga fin a la huelga estrenada el pasado 2 de diciembre.

Este paro, que pretende ajustar al alza los ingresos cotidianos de los trabajadores, así como limitar el uso de los turnos partidos, está afectando al traslado de turistas; mientras que de momento se está salvando el transporte escolar, a causa de los servicios mínimos establecidos por parte del Gobierno de Canarias.

Los contactos mantenidos entre las partes apenas han servido para acercar posturas, principalmente porque no se llega a un punto de vista común con los turnos partidos. Sí que se han dado ciertos acercamientos en el apartado ceñido a los pagos, apartado en el que los profesionales demandan que se actualicen las nóminas, pues desde hace una década no se suman las correcciones con respecto al IPC (Índice de Precios al Consumo).

En este último contexto, no obstante, ha sentado de muy mal modo el proceder de la propiedad con respecto a las nóminas del pasado mes, con notables descuentos en los salarios por las movilizaciones seguidas, pese a que se han respetado los servicios mínimos establecidos. Hay quien ha ingresado 49 euros de sueldo de diciembre, en versión del portavoz sindical José Manuel Moreno.

A la espera de ver si fructifica la mediación cabildicia, los trabajadores tienen previsto mantener las concentraciones que desde el inicio del paro tienen lugar ante la sede social de Lanzarote Bus, en el barrio arrecifeño de Valterra, en la calle Velacho. Además, no se descartan otras acciones de protesta, como la que tuvo lugar en la mañana del pasado 20 de diciembre a las puertas de la primera Corporación.

El lunes próximo, en principio, deberá tener lugar una asamblea para ratificar medidas a seguir, en caso de que se opte por continuar con la huelga indefinida.

Cabe recordar que el conflicto obligó en varios fechas de diciembre a cancelar excursiones de viajeros llegados a bordo de un crucero. De ejemplo, apenas se pudo sacar provecho de una escala del afamado 'Queen Mary 2'. En materia escolar, los servicios mínimos obligan por ahora a cubrir el cien por cien de las rutas.

Por parte empresarial se asegura que se cumple a rajatabla el convenio provincial del transporte discrecional, dejándose así en entredicho la versión sindical al respecto. Se basa la apreciación en que se han dictados varias sentencias judiciales que así lo acreditan. Con este fundamento, a priori no parece factible que pueda prosperar la firma de un convenio particular para Lanzarote Bus y las diversas entidades mercantiles vinculadas.