Isleta considerada peligrosa cerca de Los Jameos del Agua. / CARRASCO

El Gobierno desatasca los proyectos para invertir 30 millones en carreteras

La mejora del trazado entre Guatiza y Órzola y adecuar el enlace de la circunvalación de la capital con la autovía cuentan con prioridad

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

Diversos recursos administrativos han afectado a la adjudicación de dos actuaciones muy necesarias en el viario de Lanzarote, como son la eliminación de puntos negros en vía la LZ-1, en el tramo entre Guatiza y Órzola; y la adecuación del enlace entre las carreteras LZ-2 y LZ-3, para hacer que sea segura la unión entre la autovía Arrecife-Tías con la circunvalación. A lo largo de este mes se espera que sea viable saber a qué entidades les corresponderá ejecutar los proyectos, con vistas a que en meses venideros sea factible la licitación final de las obras por parte del Gobierno de Canarias, por una cuantía en común de 30 millones de euros, a través de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda que se encarga de dirigir Sebastián Franquis.

En el caso de la LZ-1, la actuación se confía en que pueda salir adelante por menos de 20 millones de euros. Los técnicos del Ejecutivo han tenido que evaluar 8 propuestas en cuanto a la redacción del proyecto definitivo, en base al concurso estrenado a finales del pasado año. Y se confía que sea en pocos días cuando se dé un pronunciamiento que permita cerrar la adjudicación.

Principalmente se pretende quitar puntos negros en el trazado, caso de la isleta próxima a Los Jameos del Agua; así como adecuar la iluminación de la vía que también precisa de cambios en cuanto al firme y los arcenes.

En cuanto a la unión entre los trazados LZ-2 y LZ-3, cabe considerar que los técnicos han tenido ocasión de valorar 7 propuestas ajustadas a los condicionantes marcados por el Gobierno regional, existiendo en este particular el propósito de elevar la inversión hasta los 10 millones de euros. Y también en este caso se contempla dejar antes de final de mes cerradas la elección de la entidad que deberá encargarse de hacer el proyecto, atendiendo a las fuentes oficiales consultadas por este periódico.

En particular, esta obra deberá ante todo servir para eliminar la actual conexión entre la circunvalación con la autovía, a través de un carril de aceleración, circunstancia que compromete la seguridad en el enganche con la rotonda que enlaza posteriormente con la Vía Medular.

Meses de espera aún

En ambas iniciativas se cuenta legalmente con un plazo dilatado para la redacción de los proyectos, de manera que parece bastante probable que haya que esperar hasta bien avanzado 2021 para tener las propuestas definidas. Y será a partir de entonces cuando será factible sacar a concurso las obras en sí, de manera que la ejecución de los trabajos cabe colegir que deberá esperar hasta 2022 o incluso más allá.