El nuevo consultorio de Tinajo se estrenará antes de fin de año

La obra del centro de salud de Costa Teguise va en plazo; mientras que se observa retraso en la ampliación del Hospital Doctor José Molina Orosa, que contará con una mayor oferta de camas

JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ LÓPEZ | ARRECIFE

El nuevo consultorio médico de Tinajo, tras más de un año de obras, está pendiente de recepción en estos días por el Gobierno canario, a expensas de «detalles nimios», según el consejero canario de Sanidad, José Manuel Baltar, quien ayer presidió en Arrecife un encuentro del Consejo de Salud de Lanzarote. Salvo imprevistos, entrará en servicio antes de acabar el año.

El nuevo edificio, perteneciente a la Zona Básica de Salud de San Bartolomé-Tinajo, se ubicará en una parcela de 1.261 metros cuadrados, en la céntricas plaza de San Roque, cedida al SCS (Servicio Canario de Salud) por el Ayuntamiento. Su construcción ha precisado de un desembolso de casi 700.000 euros. Funcionará con área de admisión, administración y archivo de historias clínicas, sala de toma de muestras, área de pediatría con dos consultas, espera y aseo, dos consultas de enfermería de adultos, dos de medicina de familia, una consulta polivalente, salas de espera y aseos, sala de curas y urgencias, vestuarios de personal y almacenes.

Además, dijo Baltar que va en plazo la construcción del nuevo centro de salud de Costa Teguise, para su puesta en servicio en 2019, cerca del actual servicio para pacientes de la localidad más poblada de Teguise. Es así una vez que parecen solventados aspectos en cuanto a contratación de personal por la constructora que ha asumido la obra, iniciada en abril. De presupuesto hay sobre 1,1 millones de euros.

El consejero, por otro lado, dijo a CANARIAS7 que se mantiene la intención de licitar en breve el búnker de radioterapia, que irá junto a la actual zona de dirección del Hospital Doctor José Molina Orosa, cerca también del espacio que acogerá el centro de salud provisional para vecinos de Argana.

Asimismo, acompañado de Erasmo García, director del Área de Salud de Lanzarote; y de Raúl Otín, gerente de Servicios Sanitarios; Baltar reconoció que se está dando un cierto retraso en la remodelación de la Unidad de Cirugía, iniciativa que deberá servir para que el primer recinto sanitario aumente el cupo de camas hospitalarias, llegando a 250. Y se precisó que hay en marcha un plan para aumentar el número de especialistas. Especialmente con expertos en radioterapia y hemodinámica.