Edith Piaf vista con los ojos de la danza

El bailarín y coreógrafo cubano Reinier Alfonso, afincado hace cuatro años en la isla y director del Ballet Contemporáneo de Lanzarote, presenta este sábado su espectáculo No me arrepiento de nada (Je ne regrette rien), inspirado en la biografía de la cantante francesa Edith Piaf. La cita será a las 11.30 en la Casa de la Juventud de Arrecife.

LOURDES BERMEJO | ARRECIFE

Las alumnas Carmen Rodríguez, Carmen San Cristóbal, Ari Calero y Cecilia Rasmussen interpretarán cinco cuadros que corresponden a las etapas de la vida de Piaf. Así, la melodía Winter morning servirá de base musical para la coreografía en la que se describe el nacimiento de la cantante «como la vida misma, la evolución vital», explica Reinier. Le seguirán Mi dios ( Mon dieu), «simbolizando la etapa en la que la artista cantó en la calle»; Milord, «de su época de éxito en los locales más famosos de París»; otro cuadro donde se describe «como en una secuencia cinematográfica» el infierno personal por el que pasó la diva y, por último, el final de sus días, con el tema que la hizo mundialmente conocida La vie en rose, «porque al final, la vida es hermosa», indica el bailarín. Reinier Alfonso asegura que la estética es «muy contemporánea, a pesar de hacer un guiño a la época de Piaf con vestuario en blanco y negro» y que la escenografía «podría ser una fiesta actual en una casa o en un bar».

El coreógrafo, formado en la metodología de la escuela cubana, «con una base de clásico muy potente, pero fusionando estilos, que le dan contemporaneidad», dice estar orgulloso de la dedicación y el esfuerzo mostrado por sus alumnas adultas, «muchas de ellas con una formación actoral que ha ayudado muchísimo».

Además, el grueso de su alumnado, formado también por otros grupos de edades infantiles y por alumnas del programa de danza con personas mayores de Teguise, que impulsa la Concejalía de Servicios Sociales, participarán en la muestra académica que se celebrará el martes, 20, a las 17.30 horas, en la sala de teatro Librada, en Altavista.

Reinier forma parte, también, de la compañía Caribbean Rum, integrada por los profesionales llegados desde el legendario Copacabana de La Habana, Suiberto Iznaga y Dana Hilda; y Lucía Hernández, proveniente de la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, como el mismo Reinier.

El coreógrafo anima a adentrarse en la danza contemporánea, que «conjuga fitness, estiramientos, conocimiento del cuerpo, arte y, encima, se adecúa a todas las condiciones físicas».