La consejera Noemí Santana en el Cabildo, con la presidenta, María Dolores Corujo. / CARRASCO

La atención a la dependencia recibirá 50,5 millones de euros en treinta meses

Gobierno y Cabildo firman para ayudar a 806 personas. El acuerdo hace de Lanzarote «la avanzadilla de un modelo que queremos exportar»

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

La consejera canaria de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, Noemí Santana; y la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo; firmaron este lunes el protocolo por el que se pone en marcha el Servicio de Atención Integral de la Dependencia en la Isla de Lanzarote (SAIDIL). En la iniciativa se cuenta con que también habrá implicación de los siete ayuntamientos, de modo que las acciones para asistir a las personas dependientes dispondrán de 50,5 millones de euros en Lanzarote.

Para lo que resta de año se contempla un primer desembolso en común de más de 3,87 millones de euros; quedando el resto de la financiación para 2023 y 2024, con un presupuesto cerrado de más de 23,18 millones de euros para el año próximo y de más de 23,47 millones de euros para el año posterior, según los cuadros técnicos facilitados a CANARIAS7.

De las arcas regional deberán salir 39,6 millones de euros; siendo responsabilidad del Cabildo una aportación por valor de 8,4 millones de euros. El resto de la suma, hasta alcanzar la cota del global de 50,5 millones de euros, se aportará por los consistorios, en función del peso poblacional.

«Un acto histórico»

Expuso Noemí Santana, ante los representantes municipales presentes en el salón de actos del Cabildo, en un encuentro con los medios, que 806 personas residentes en suelo lanzaroteño serán atendidas gracias al acuerdo; entre las ayudas a domicilio y los servicios de promoción de la autonomía personal.

Y añadió la consejera regional en relación con la rúbrica que «asistimos a un acto histórico con la constitución de un consorcio, integrado por el Gobierno de Canarias, el Cabildo y los siete ayuntamientos de Lanzarote», explicó, «y La Graciosa; que permitirá que ni una persona se quede sin recibir el servicio de dependencia al que tiene derecho, viva en el municipio que viva».

El servicio permitirá incrementar el servicio de teleasistencia hasta llegar a las 194 personas atendidas en lo que llevamos de 2022, «lo que convierte a Lanzarote en la avanzadilla de un modelo que queremos exportar al resto de islas para seguir dándole la vuelta a la dependencia en Canarias», subrayó la titular autonómica de Derechos Sociales.

«Un antes y un después»

Por su lado, la presidenta insular explicó que «a partir de ahora, las personas que figuran en las listas de espera serán atendidas directamente por el Consorcio, que les proporcionará los servicios a los que tengan derecho, anticipando incluso la resolución de su expediente». Este nuevo organismo operará en firme, se dio a entender, en cuanto se culminen las adhesiones municipales.

«Estoy convencida de que esta iniciativa va a suponer un antes y un después en la atención a la dependencia en Lanzarote», enfatizó Corujo. « La implementación de esta cartera ampliada de servicios tendrá un efecto positivo incluso en la demanda de plazas residenciales», añadió.