Eduardo Placeres y Ástrid Pérez, en el Archivo Municipal. / CARRASCO

Arrecife sopesa cerrar al tráfico la avenida junto a la playa, a expensas de la calle El Greco

La actuación en el enganche con Manolo Millares cuenta con 369.400 euros

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

A lo largo de 2022 deberá ser una realidad la remodelación de la calle El Greco y sus zonas aledañas, que conectan con la avenida, frente a la playa de El Reducto, aseguraron ayer en rueda de prensa la alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez; y el titular de Urbanismo, Eduardo Placeres. Una vez que la actuación cobre forma, será muy probable cerrar al tráfico rodado parte de la avenida, en el tramo entre las calles Guenia e Ildefonso Valls de la Torre; dio a entender la regidora.

La peatonalización referida, acotó Pérez, dependerá de las pautas que se definan en el plan de movilidad que está elaborando para la zona. En este documento, al menos por ahora, no se contempla que la calle El Greco pierda que las plazas de aparcamiento con las que ahora cuenta. Y se tendrá que valorar si se adoptan medidas para que la vía sea de uso semipeatonal; a expensas de cómo quede el enganche con la calle Manolo Millares.

En cuanto a la actuación presentada este jueves en el Archivo Municipal, Pérez y Placeres precisaron que las obras, una vez que se adjudiquen, deberán completarse en un periodo máximo de cuatro meses. Para la ejecución se cuenta de inicio con una partida presupuestaria, con impuestos, de casi 369.400 euros.

Entre otros aspectos, se contempla un nuevo alumbrado, con cableado bajo suelo. También habrá nuevo firme, una nueva señalización y espacios para los ciclistas. Y se estrenará jardinería, con una nueva red de riego.