Cruceristas de una escala acontecida el 1 de octubre. / CARRASCO

Arrecife negociará con las navieras que aún no permiten bajar a los cruceristas

La parada eventual de Ginory se contempla que deje de operar, para que los servicios a los turistas se centralicen en las instalaciones de Naos

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

La escala del viernes pasado del crucero 'MSC Splendida' apenas si tuvo repercusión directa en Arrecife, a diferencia de la parada del día del 'Celebrity Solhoutte' o del sábado a cargo del 'Ventura', a consecuencia de que la naviera MSC no contempla aún que los viajeros puedan salir por su cuenta de los navíos y regresar de igual modo. Para que no se dé de nuevo la situación, el Ayuntamiento de Arrecife contempla negociar con vistas a que MSC varíe su parecer, según se abordó en la Mesa de Turismo celebrada ayer, con presencia de colectivos empresariales, representantes políticos y una delegación de los taxistas.

Más en concreto, según apuntó Armando Santana, concejal del ramo, se prevén contactos con MSC y con Aida, las dos navieras que en el estreno de la temporada invernal de cruceros en Canarias han optado por mantener los grupos burbuja que han sido comunes desde el inicio de la pandemia. En el primer caso, al parecer hay visos de que habrá acuerdo en breve, con lo que parece factible que los usuarios del 'MSC Splendida' puedan pasean libremente por la ciudad en las escalas de los días 19 y 30.

En cuanto a las negociaciones con Aida, aún hay tiempo para lograr un acercamiento, puesto que hasta noviembre no hay marcadas escalas de esta naviera en aguas capitalinas. En este particular hay que tener en cuenta que hay mucho en liza, toda vez que en el mes venidero se darán más de una decena de paradas, a cargo de seis embarcaciones diferentes, atendiendo al programa que maneja la Autoridad Portuaria de Las Palmas; mientras que para diciembre hay previstas al menos otras diez escalas, con protagonismo para dos barcos.

Para convencer a los responsables de las navieras se trasladará que Arrecife es un destino seguro, donde se respetan al detalles las medidas destinadas a evitar contagios de la covid-19, explicó Santana. Además, se les trasladará que hay navieras de primer nivel, como P&O, Silversea Cruises o Fred Olsen Cruises Line, que ya están facilitando que los viajeros lleguen al centro de la ciudad por medios propios.

Por otro lado, en la Mesa del Turismo de ayer hubo unanimidad a la hora de acordar que deje de operar la zona de recepción de viajeros dispuesta en Ginory, para con ello conceder prioridad a las instalaciones junto al dique de cruceros de Naos, con mejores infraestructuras, más seguras y con imagen apropiada. El acuerdo se trasladará a la alcaldesa, Ástrid Pérez, la competente en última instancia a la hora de que se ordene el desmantelamiento de un espacio montado en su día con valor en teoría temporal; por las obras que se ejecutaron en diferentes espacios portuarios.

Según José Torres Fuentes, presidente de la Cámara de Comercio; y Lito Guillén, portavoz de la Cooperativa del Taxi San Marcial, nada más finalizar el encuentro, se ganará en operatividad con la atención a los cruceristas centralizada en Naos en exclusiva.