Imagen cedida por el profesor de Geología e investigador de la ULPGC José Mangas de la zona de exclusión del volcán de La Palma. / / josé mangas

Valores «muy elevados» de CO2 en La Bombilla tras dos meses del fin de erupción

En algunas zonas, se llega al límite de saturación de los sensores de CO2 y se han constatado zonas con bajas concentraciones de oxígeno

EFE Santa Cruz de Tenerife

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) sigue constatando que, más de dos meses después del final de la erupción volcánica en Cumbre Vieja, en La Palma, hay niveles «muy elevados» de dióxido de carbono (CO2) en la zona costera de La Bombilla.

En algunas zonas, precisa el IGN en un comunicado, se llega al límite de saturación de los sensores de CO2, y se ha constatado asimismo la existencia de zonas con bajas concentraciones de oxígeno.

La acumulación de gases es la razón por la que núcleos costeros de Los Llanos de Aridane, incluido el enclave turístico de Puerto Naos, continúen evacuados.

En cuanto a la actividad sísmica, el IGN especifica que en los últimos siete días ha localizado 17 terremotos con magnitudes entre 0,8 y 2,4 (mbLg), ninguno de los cuales ha sido sentido por la población.

La localización de los hipocentros continúa bajo la zona central de Cumbre Vieja, en las mismas zonas que en días anteriores, a profundidades entre 1 y 16 kilómetros. Solo uno fue localizado a mayor profundidad, en concreto a 26 kilómetros.

La red de estaciones permanentes de la isla no muestra deformaciones significativas que puedan asociarse a actividad volcánica.