Se parte el cono y provoca más desbordamientos de lava