La Palma ya ha recibido 130 millones en ayudas y 10 millones en donaciones

El presidente canario ha apostado por una reconstrucción del Valle y los pueblos arrasados por la lava que cuente con un planeamiento consensuado y con un modelo sostenible, «del siglo XXI»

EFE Santa Cruz de Tenerife

La isla de La Palma ha recibido un total de 130 millones de euros en ayudas y diez millones en donaciones a fecha del 29 de diciembre, cuatro días después de que se diese por finalizada de forma oficial la erupción.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras asistir a la reunión de la Comisión Mixta para la Reconstrucción, Recuperación y Apoyo a la isla de La Palma, ha informado este jueves en rueda de prensa de que también se han entregado tres de los diez millones que provienen de las donaciones.

Torres ha admitido que «hay un debate abierto sobre las ayudas que han llegado y las que no han llegado a la isla», motivo por el que ha dado cuenta de estas.

El presidente ha precisado que en el registro único se han presentado un total de 4.533 solicitudes de ayuda, de las que se han resuelto 2.473, cifra que representa un 62%.

Asimismo, ha detallado que el sector agrícola ha recibido 13,5 millones, fundamentalmente al sector de plátano, 2 millones para las pymes y empresas, otros 2 millones para las personas alojadas en hoteles y además se han comprado 100 viviendas de las que ya se han entregado 29.

En este sentido, ha indicado que hay prisa porque se entreguen la viviendas y ha anunciado que el 10 de enero, «en tiempo récord», se ofrecerán los inmuebles prefabricados que se sitúan en El Paso y en Los Llanos de Aridane.

También se han entregado 264.000 euros para que las familias puedan comprar enseres para las nuevas viviendas, 1,5 millones se han destinado a los ayuntamientos para los servicios básicos esenciales, así como cerca de 200.000 euros para personas que reciben la Prestación Canaria de Inserción (PCI).

Asimismo, Torres ha aseverado que han llegado los partidas de los seguros para las personas que perdieron vehículos y ha avanzado que se mantendrán las partidas destinadas a apoyo psicológico.

Ha destacado además los 10,3 millones de euros que han llegado ya a cerca de medio centenar de negocios a través del consorcio de seguros y el dinero destinado a poner en marcha las desaladoras, entre otras.

Torres ha hecho hincapié en el plan de empleo del que se beneficiarán 1.625 personas que estarán contratadas por las administraciones públicas durante un año y que es «fundamental para preservar empleo».

El presidente ha valorado asimismo que ya haya 81 expedientes tramitados para recibir las ayudas del Gobierno de España por valor de 60.000 euros para la pérdida de viviendas, lo que han supuesto 4,2 millones de euros.

Preguntado por la percepción de que las ayudas «no están llegando», Torres ha aludido a esos 130 millones que «ya han llegado a los bolsillos de los afectados» y ha esgrimido que el proceso se intenta hacer con seguridad jurídica ya que aunque la mayoría de las personas que presentan la documentación es «gente honrada», han detectado algunos casos de fraude.

Se trata, ha abundado el líder del Ejecutivo, de personas que decían haber perdido una vivienda y omitían señalar que era heredada, con varios herederos más, o personas en proceso de divorcio que no apuntaban que se habían casado en un régimen de gananciales.

También ha puesto el ejemplo de gente que dice haber perdido tres casas cuando en realidad era una sola, con tres unidades familiares.

Por otro lado, Ángel Víctor Torres ha hecho hincapié en que si bien la erupción ya ha finalizado, la emergencia y las dificultades no lo han hecho.

«Muchos de los que están en los hoteles tienen sus casas sepultadas por ceniza y no por lava», ha recordado Torres, que ha informado de que la carretera de emergencia entre Las Manchas y Puerto Naos «si no hay imprevistos por los gases» podrá culminarse la semana que viene.

El presidente canario ha apostado por una reconstrucción del Valle y los pueblos arrasados por la lava que cuente con un planeamiento consensuado y con un modelo sostenible, «del siglo XXI».

«Hemos hecho una proyección para llevar a cabo la reconstrucción en el menor tiempo posible, pero siendo conscientes de que hablamos de reconstrucción de pueblos enteros, que se tiene que hacer con criterios de sostenibilidad», ha enfatizado.