Imágenes del desborde de la colada de lava en el cono principal esta tarde. / Involcan

Las coladas de lava van perdiendo fuerza

Aumenta la sismisidad en La Palma, pero a mayor profundidad

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Dirección Técnica del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA) el Comité Científico han informado este jueves que los dos frentes de la segunda colada de lava -situada al norte de La Palma y moviéndose en dirección oeste- están perdiendo capacidad de movimiento sobre el territorio.

Miguel Ángel Morcuende, jefe de servicio de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo de La Palma explicó que esta colada se bifurca, por un lado, en el brazo que ha destrozado el edificio del Spar de La Laguna y, por otro, el que atravesó durante la madrugada en diagonal el campo de fútbol, lo que provocó el desalojo preventivo de todos los vecinos de la zona. El primero es una estructura con mucho volumen y difícil de moverse, ya que ha englobdao mucho material de edificaciones y ha perdido fluidez y ganado viscosidad. En parte, es lo que ha llevado a que el frente del campo de fútbol haya tenido más fluidez durante la noche, pero también está englobando materia solida y está perdiendo velocidad.

En términos generales se han evacuado a los habitantes hasta Tazacorte y los Llanos de Aridane y, a pesar de que aseguran que aún no es preciso, no descartan continuar con cotas inferiores.

Por otro lado, también han detectado una mayor sismisisdad en la isla, lo que se evidenció en el terremoto sentido ayer con valor de 4,5, aunque se produjo a 37 kilómetros de profundidad. No se registra sismisidad superficial significativa.

Sobre la deformación detectada en una de las estaciones (la denominada LP03, en la zona de Las manchas), han informado que se trata de un movimiento vertical que supera los 5 centímetros y que empuja desde el norte. Los expertos han alertado a los trabajadores de seguridad y científicos que trabajan en la zona aunque, al estar evacuada, en principio no presenta mayores peligros y no han detectado deformaciones en ninguna otra estación.