Imagen de uno de los jameos que se ha creado en La Palma, tras hundirse parcialmente el techo de un tubo volcánico. / IGME

«Mientras haya tremor y emisión de gases, la erupción continúa»

La portavoz del Pevolca, María José Blanco, señaló que el volcán sigue emitiendo lava, aunque dentro de un tubo en el primer tramo

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La portavoz científica del Plan de Emergencias por Riesgo Volcánico en Canarias (Pevolca), María Jose Blanco, ha puntualizado que «mientras haya tremor, que indica el movimiento de fluidos, y emisión de dióxido de azufre (SO2), que apunta a que hay magma cercano a la superficie, la erupción de La Palma continúa aunque la sismicidad permanezca baja».

Tal como detalló en la habitual rueda de prensa diaria, junto al director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, «es necesario que estos dos parámetros estén a cero o muy próximo a este valor para dar por concluida la erupción», situación que por el momento no se está produciendo, aunque tanto el tremor como el SO2 cada vez están más bajos.

Blanco destacó la importancia de que estos dos parámetros registren una tendencia mantenida en el tiempo y señalóque sigue saliendo lava que discurre en su primer tramo dentro de un tubo lávico hasta que a través de un jameo sale a la superficie y alcanza la costa.

Lo que preocupa a los científicos no es la emisión de lava sino los gases, que están dificultando el acceso para limpiar de ceniza las viviendas situadas al sur de la emergencia, que se encuentran dentro de la zona evacuada.

Miguel Ángel Morcuende, indicó que estos problemas ocasionados por los gases no son nuevos, pues esta situación se ha mantenido en las últimas cinco semanas. Indicó que todas las áreas evacuadas están en continuo estudio para valorar la posibilidad futura de que los vecinos puedan regresar a sus casas, aunque dependerá de la emisión de gases. Insistió en que el problema mayor en este sntido está en el sur y si se produce alguna oportunidad, será en el área norte.

En cualquier caso, indicó que los vecinos deben observar la máxima prudencia cuando ello se produzca y recomendó ventilar muy bien las casas y a la hora de limpiar, no hacerlo nunca solos para evitar accidentes.