Una nueva colada se desplaza al suroeste, hacia Las Manchas

Pevolca señala que ha surgido de uno de los antiguos focos emisores del volcán de La Palma. Los técnicos señalan que es pronto para hablar de su alcance.

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA

El técnico del Plan de Prevención del Riesgo Volcánico (Pevolca), Francisco Prieto, y la portavoz del comité científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Carmen López, analizaron este mediodía el resumen de la evolución del volcán destacando que una nueva colada ha surgido de uno de los antiguos focos emisores y discurre en dirección suroeste hacia Las Manchas, explicando que es pronto para hablar de su alcance puesto que aún se están haciendo las comprobaciones y mediciones pertinentes aunque parece que discurre por superficie ya ocupada. En cuanto al resto de las coladas, la del norte apenas ha variado y baja despacio por la ladera de Tacande, mientras que la fuerza principal de las coladas se encuentra en la zona central y se intuye ciero aporte a la colada 7, que discurre lenta.

Asimismo indicó que durante la mañana los técnicos permitieron el acceso por la zona sur de la población a sus viviendas para la retirada de documentos y enseres o la limpieza de la ceniza acumulada pero más más tarde tuvieron que ser nuevamente evacuados.

En cuanto a la situación metereológica Blanco advirtió de que continúan los vientos del noreste con rachas de 60 y 70 kilómetros de velocidad en El Paso y Los Llano de Aridane orientado al sureste, que sitúan la operatividad del aeropuerto de La Palma en una situación favorable. Sin embargo, la entrada a partir de mañana de un episodio de polvo sahariano del este al sureste de la isla puede afectar a la calidad del aire.

En las últimas horas ha caído ligeramente la sismicidad, en comparación con los días anteriores que se alcanzaron los récord de sismos desde el comienzo de la erupción. La sismicidad a profundidades intermedias ha disminuid en las últimas 24 horas localizándose en las mismas zonas. «El número de sismos a profundidades superiores a 20 kilómetros ha disminuido en las últimas horas. La magnitud máxima ha sido 4.2 mbLg de un evento registrado hoy, a las 02111 horas, sentido IV (EMS), a profundidad de 113 kilómetros«, indicó la portavoz de Pevolca.

Los técnicos recordaron que la red de estaciones permanentes de la isla de La Palma muestra una elevación de unos seis centímetros en la estación más cercana a los centros eruptivos del volcán de Cumbre Vieja, según ha informado este viernes el Instituto Geográfico Nacional. En el resto de estaciones se ha estabilizado la ligera deflación, posiblemente relacionada con la sismicidad profunda.

En las últimas horas se han registrado 77 terremotos en la zona afectada por la reactivación volcánica, cinco de ellos sentidos por la población. La sismicidad continúa bajo la zona central de Cumbre Vieja en las mismas áreas de días anteriores, pues 76 de estos seísmos están localizados a profundidades de entre 9 y 18 kilómetros y solamente uno se ha detectado a una profundidad de alrededor de 30 kilómetros. La magnitud máxima registrada es de 4,2, correspondiente a un terremoto del jueves a las 21.11 hora local, con una profundidad de 11 kilómetros y sentido con intensidad V.

En cuanto al catastro se suman 134 edificaciones más destruidas, hasta las 1.572, la mayor parte de uso residencial (1.250), 173 de uso agrícola, 71 de uso industrial y el resto de hostelería, usos públicos y otros usos. Según Copernicus, hay 2.790 construcciones o edifaccuaon destruida y 101 en peligro. Hay más de 70 kilómetros de carreteras afectadas, la mayoría son vías muncipales.

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se siguen estimando en 1.144 hectáreas. La superficie total de los deltas lávicos se sitúa en unas 48,03 hectáreas y la distancia máxima entre coladas exteriores continúa en 3.350 metros.

Por último l