Más de 6.400 personas siguen evacuadas y la colada de La Laguna se ralentiza

Las coladas ocupan ya 640 hectáreas y el brazo que ayer obligó a evacuar a 700 personas avanza ya muy lentamente

CANARIAS7 Santa Cruz de La Palma

La Dirección Técnica del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA) y el Comité Científico ha comparecido ante los medios de comunicación para informar sobre la evolución de la erupción volcánica en La Palma.

Según los expertos la superficie afectada por la colada a día de hoy es de 640 hectáreas, 27 más que ayer, y 1.770 metros de anchura por el ensanchamiento proveniente de la colada del noroeste, 250 metros más que ayer.

Sobre el brazo de lava que cruzó en diagonal el polígono del Callejón de La Gata y que obligó a evacuar ayer a 700 personas en La Laguna, actualmente avanza muy lentamente, ha explicado el director técnico de PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende. «Ahora está perdiendo fuelle en relación con la que está más al sur que se mueve a unos 50 metros hora y es la que mayor empuje presenta, aunque esperamos que pueda llegar a pararse, pero es solo una hipótesis», ha dicho.

Los datos del satélite Copernicus cifran en 1.408 edificaciones afectadas totalmente, 133 afectadas parcialmente y 1.541 en total. Un 8% de territorio de la isla está a día de hoy afectado por el volcán.

Los datos del catastro hablan de 937 edificaciones afectadas, 763 residenciales, de uso agrario 89, de uso industrial 45, de ocio y hostelería 22, y uso público 18. Los albergados en el Hotel Princes son 280 personas.

El número de evacuados es de unas 5.700 iniciales, más 700 de ayer 6.400, pero 400 son turistas que se desviaron a Tenerife y en total son unas 6.000 en casas de familias y amigos. Las personas evacuadas son de movilidad reducida son nueve.

Cuatro días de operatividad en el aeropuerto

Calidad del aire es buena, el aeropuerto está operando con normalidad y el problema para el aeropuerto es cuando el viento del oeste echa las cenizas en esta zona, ha explicado el experto del Pevolca. Para mañana se espera viento del este que va a mandar la ceniza del volcán hacia el oeste, es decir, hacia el mar, por lo que va a haber operatividad perfecta durante los próximos cuatro días, ha recalcado Morcuende.

Sobre la sismicidad, Morcuende ha dicho que el enjambre está ligeramente al sur y al este a donde se inició la erupción y por las profundidades y sin deformaciones nuevas, hay probabilidad baja de que haya otras bocas o centro emisores cercanos a la actual boca, pero esto puede cambiar en cuestión de horas o días. Hasta ahora el peligro es el valle de Aridane y ahí es donde se han tomado las medidas de protección civil, ha explicado el experto.

En cuanto a la calidad del aire, ha habido un pequeño pico de anhídrido sulfuroso durante mínimo tiempo y el resto del día niveles bajos en el día de ayer, y partículas inferiores a 10 micras, por lo que todo está en los límites razonables, y la calidad del aire es razonablemente buena o buena.

La afección sahariana de mañana apuntada por la previsión meteorológica, va a tener problemas para la dispersión de gases ha dicho Morcuende y si hay problemas de calidad del aire se tomarán medidas de confinamiento que han funcionado muy bien.

«La isla es segura»

Morcuende recalcó que la isla es segura a pensar del daño del volcán y ha añadido que la vida transcurre con normalidad, salvo los afectados y ha recalcado que el edificio insular tiene seguridad absoluta, según todos los científicos y expertos.

Ha recalcado que el daño del volcán en un medio urbano, pero se puede seguir practicando turismo y llevar una vida medianamente normal.

En las últimas horas las condiciones meteorológicas han favorecido la mejora de la calidad del aire. Hasta el momento existen tres coladas: una que transcurre más al norte, y que obligó ayer martes a la evacuación preventiva de 700 u 800 personas, y otras dos lenguas más, de las cuales la primigenia apenas tiene aporte lávico y la segunda, más al sur, afecta a nuevas construcciones dentro del perímetro de seguridad.