El cono del volcán colapsa sobre sí mismo