involcan

La colada sobrepasa la montaña de Todoque y se acerca más al mar

La lava sigue su curso de destrucción arrasando las plantaciones de plataneras en la zona tras entrar en el término municipal de Tazacorte

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN Las Palmas de Gran Canaria

La colada de lava consiguió a última hora de la tarde de este martes bordear la montaña de Todoque para seguir avanzando hacia la costa del municipio de Tazacorte donde está previsto que llegue al mar en las próximas horas si sigue a la velocidad actual. Según los últimos datos facilitados por el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) la colada de lava ya ha cruzado la Carretera de la Costa. La lava ya es visible desde el mar mientras sigue avanzando en su camino de fuego y destrucción. Con este último avance la lava termina por sepultar la última carretera antes de llegar al mar y que era una de las principales artería de conexión de la isla que queda desde ahora partida en dos.

Tras sobrepasar la montaña de Todoque, y una vez dentro del término municipal de Tazacorte, los destrozos se están centrando en las fincas de plátanos ubicados en la zona y que serían el último obstáculo para que la lava llegue al mar.

Aunque no se puede saber cuándo llegará al mar, el Director Técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), Miguel Ángel Morcuende, señaló que se mantiene el confinamiento de los barrios costeros de Tazacorte de manera preventiva, ante posibilidad de que el contacto con el mar genere emanaciones de ácido clorhídrico y explosiones, e indicó que no se han realizado nuevas evacuaciones.

Morcuende informó también sobre la emanación de gases y explicó que a pesar de que en la zona de la erupción hay mayores ratios de partículas en suspensión, el penacho se encuentra por encima de los 4.000 metros, por lo que la calidad del aire se mantiene dentro de los valores límites establecidos. Asimismo, comunicó que durante la mañana el frente de la colada -localizado en una zona desalojada hace días-, ha empezado a quemar plástico y otros materiales de los invernaderos de plataneras. En ese sentido, detalló que esta nube tóxica ha sido monitorizada por la UME y que se está diluyendo y que no ha afectado a las personas, ya que las que se podían encontrar en la zona recogiendo enseres o productos perecederos fueron evacuadas.