Una casa quemada por la lava en La Palma