El presidente de España, Pedro Sánchez, a su llegada a La Palma. / EFE

Las autoridades confían en que no haya más evacuaciones pero preocupa el avance de la lava hacia la costa

El magma ha afectado ya a ocho viviendas. El presidente Sánchez espera que se pueda recuperar las pérdidas materiales «cuanto antes»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Las autoridades que gestionan la crisis volcánica de La Palma confían en que la erupción no obligue a evacuar a más personas, después de que unas 5.000 se hayan visto obligadas a salir de sus casas. Hasta ahora, el balance de la erupción se limita a daños materiales, con ocho viviendas afectadas. Sin embargo, los expertos han mostrado su preocupación por el desplazamiento de la lava hacia la costa, que podría aumentar estos daños.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, acaba de lanzar un mensaje de tranquilidad hacia la población de La Palma y, junto al presidente canario, Ángel Víctor Torres, y el del Cabildo, Mariano Hernández, defendieron la efectividad del dispositivo organizado para auxiliar a la población de La Palma. Y Sánchez mostró su confianza en poder recuperar las pérdidas materiales «cuanto antes».

Nada más conocerse que sobre las 15.10 horas había estallado el volcán en el municipio de El Paso, en el entorno de la Cumbre Vieja, Sánchez anunciaba que suspendía su viaje a Estados Unidos, donde tenía previsto asistir a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, para desplazarse a Canarias a seguir la situación.