Imagen de no de los podencos.

Aparecen imágenes de los podencos del estanque

La plataforma Leales recibe vídeos supuestamente de los animales en buen estado tras ser recatados por el «Equipo A»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Leales.org declara que han recibido vídeos anónimos a última hora de este viernes 23 de octubre de unos podencos en unos cuartos, 16 días después que la plataforma animalista lo hiciera viral. 

Aunque no haya trascendido si finalmente estarán bajo la tutela de su anterior titular o de alguna entidad animalista, se recuerda que para demostrar el día de cualquier vídeo se debe mostrar con el periódico del día, para despejar todas las dudas.

Se recuerda también que la Plataforma Leales.org es una plataforma de difusión animal, no una institución pública que investigue delitos.

En caso de recibirlos, dará por concluida su misión de difundir el caso de los podencos del estanque.

Los mundialmente ya conocidos como «perros de los estanques del volcán de La Palma» fueron difundidos masivamente por Leales.org el pasado jueves 7 de octubre, desde entonces la Plataforma, al igual que realizó con el perro amordazado y asfixiado «Timple», en Teguise - Lanzarote, activó los mecanismos necesarios para que se viralizara a lo largo del mundo.

Actualmente y debido a su masivo alcance, múltiples participantes, silencios administrativos, giros inesperados y dudas no resueltas , se le considera por la prensa como el caso animalista más mediático de la historia de España.

La Plataforma Leales.org se congratula por haber contribuido a la salvación de animales y agradece la necesaria participación y colaboración de las tres vulcanólogas alemanes que, con sus drones comunicaron a esta plataforma la existencia de los animales, así como a la empresa Aerocamaras Especialistas Drones por aceptar profesionalmente el encargo de su intento de rescate mediante un dron de carga modificado.

Los podencos fueron clandestinamente retirados de la zona de los estanques cercados por la lava del volcán de La Palma por uno desconocidos que, a día de hoy, siguen ocultos en el anonimato y no han comunicado si se tratan de activistas animalistas radicales o pertenecen al entorno del titular de los animales usados para la caza.