Imagel del nuevo salidero que se ha abierto en la madrgugada de hoy. / Involcan

El alza de la sismicidad intermedia y de los gases, así como las nuevas bocas alejan el final de la erupción

El Pevolca prevé que se alargue más allá de los 84 días de la de Tehuya en 1585 y que sea la más larga registrada en la isla. La calidad del aire empeora y se prevén nuevos avisos para la población en las próximas horas

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

«Por desgracia la previsión es que la erupción no termine a corto plazo». Con estas palabras expresaba hoy el técnico del Plan de Prevención del Riesgo Volcánico (Pevolca), Francisco Prieto, la situación en la que se encuentra el volcán de La Palma después de una jornada en la que los principales indicadores hayan registrando un aumento, al tiempo que se ha abierto una nueva boca al noroeste del cono principal que ha generado una nueva colada que amenaza nuevas zonas. Las previsiones apuntan a que este volcán sin nombre se convierta en el de mayor duración de la isla de La Palma y supere los 84 días de la erupción de Tehuya en 1585 y los 82 de la de Martín en 1646.

En la rueda de prensa de hoy del Pevolca, Prieto y la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN), María José Blanco, han advertido que las emisiones de dióxido de azufre (SO2) han aumentado a valores «muy altos», con una tasa diaria de entre 30.000 y 49.999 toneladas diarias. Blanco ha advertido de que hay que esperar a los próximos días para ver si se trata de un aumento «puntual» o una reversión de la tendencia descendente que mantenía desde el pasado 23 de septiembre, cuando se superaron las 50.000 toneladas diarias. A este alza de la emisión de gases hay que sumar un aumento de la sismicidad en zona intermedia, entre los 10 y los 15 kilómetros. Desde las doce de la noche se han producido más de medio centenar de sismos, de los que tres han tenido una magnitud 3,5 y una intensidad 3-4, con lo que se han sentido por la población. El tremor también se ha intensificado después de varias semanas en niveles bajos. El único indicador con evolución positiva es la deformación, al haber revertido la que se había detectado en la estación de Jedey.

Por lo que respecta a la nueva boca, que surgió en la madrugada de hoy, es muy activa en la emisión de lava y ha generado una nueva colada en dirección a la carretera de Tacande. Hoy al mediodía, como ha indicado Prieto, ya ha atravesado la carretera «y va bastante fluida». La nueva colada, al norte de la primigenia, amenaza nuevas zonas, si bin, como ha señalado Prieto, hay que esperar para ver si se paraliza -tal y como ha sucedido con la boca que se abrió el jueves en Las Manchas y que se llevó por delante parte del cementerio de Las Manchas- o va sobre la lengua principal. «Se verá en próximas horas si invade nuevos terrenos», indicó Prieto.

Por lo que respecta a la calidad del aire hace poco más de una hora ha empeorado en todo el Valle de Aridane, siendo «muy desfavorable» en Los Llanos y «desfavorable» en El Paso y Tazacorte. Todo hace prever que en las próximas horas se emitan algún tipo de aviso por parte del Gobierno de Canarias, según advirtió Prieto.

La nube de ceniza y gases continuará en las próximas 48 a72 horas hacia el oeste/suroeste, lo que será favorable para la operatividad del aeropuerto que ha estado casi una semana sin vuelos.