El volcán se reactiva tras el parón

Tras unas horas de calma, el volcán de la isla de La Palma vuelve a registrar una gran columna de cenizas, acompañada de algunas explosiones esporádicas

Las Palmas de Gran Canaria

Tras unas horas de calma, el volcán de la isla de La Palma vuelve a registrar una gran columna de cenizas, acompañada de algunas explosiones esporádicas que han durado unos cinco minutos y que se han podido escuchar a kilómetros de distancia, según ha podido comprobar Efe.

La actividad ha vuelto a hacerse patente a las 11:00 hora local después de que la emisión de cenizas y humo hubiera cesado a las 8:30 hora local canaria tras de una noche de constantes explosiones.

El Instituto Volcanológico de Canarias, Involcan, acaba de confirmar a través de su cuenta de twitter que el cono principal del volcán vuelve a emitir lava.

El comité científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) se encuentra reunido para analizar lo sucedido en estas últimas horas en torno al volcán de La Palma, después de que los sismógrafos detectaran una súbita caída de del tremor volcánico, hasta el punto de que esa señal «casi había desaparecido» y la emisión de humo y cenizas se había detenido.

Esta mañana el Instituto Volcanológico de Canarias, Involcan, había confirmado que el tremor volcánico de la erupción de La Palma «casi había desaparecido» así como la actividad explosiva estromboliana.

Actividad sísmica en el sur y terremotos

Además, la actividad sísmica se ha reactivado en la mañana de este lunes en la isla de La Palma y se ha desplazado al sur, con 16 terremotos localizados en la zona norte de Fuencaliente, según recoge el Instituto Geográfico Nacional (IGN), episodios que coinciden con un aparente parón en el volcán de Cumbre Vieja, que ha dejado de emitir temporalmente lava, humo y ceniza, al mismo tiempo que se registra una importante caída del tremor volcánico.

El terremoto más intenso se ha localizado a las 06.05 horas y a una profundidad de 10 kilómetros, y en general, todos están por encima de magnitud 2 y a profundidades que oscilan entre los 9 y los 13 kilómetros.

Los científicos analizan esta paralización de emisiones en Cumbre Vieja y desde Involcan señalan que en las ultimas horas el tremor volcánico «ha casi desaparecido», lo mismo que la actividad explosiva estromboliana.