La escuela de Utiaca ya es centenaria

La escuela rural de Utiaca cumple 100 años y la comunidad educativa no ha querido pasar por alto la efeméride. Y es que un centenario da para mucho, para muchas historias y recuerdos, pero también para encarar el presente, con 19 niños y niñas y dos profesores, y el futuro, con 3 alumnos más, con orgullo.

PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ | SAN MATEO

El pasado 28 de abril la escuela rural de Utiaca cumplió 100 años, y para celebrarlo la comunidad educativa ha organizado una serie de actos, entre ellos una exposición alusiva a la historia de la escuela rural del pago de San Mateo y a los hechos más significativos que acaecieron justo cuando se creó la escuela, que fue un el 28 de abril de 1917.

La escuela, pequeña, sigue estando vinculada a la tierra que la vio nacer, a sus gentes y a sus pequeñas historias diarias, a los fríos inviernos y a la proximidad vecinal. Para celebrar el centenario del CEIP Utiaca, tal y como informa su director, Miguel Martín, se celebró «un acto didáctico y festivo» en el que participó el profesorado y alumnado, padres y madres, antiguos alumnos y maestros.

«El acto didáctico consistió en una síntesis de las efemérides más importantes ocurridas en 1917, un año en el que el mundo estaba en guerra pero donde nacía la esperanza. Esa esperanza se materializaba en los nacimientos de personas que han mejorado el mundo, como el matemático Edward Lorenz, el doctor Shuntaro Hida o nuestra poetisa Gloria Fuertes cuyo nacimiento se produjo el 28 de junio de 1917. Por ello, se ha realizado también un sencillo homenaje a esta gran escritora, cuya vida no fue sencilla pero que consiguió, con su obra, alegrar la infancia de varias generaciones de niños», relata Martín, que junto a Sonia Almeida da clases a los 19 niños y niñas que llenan los dos grupos en los que se reparte el colegio.

Además, para conocer la historia de San Mateo y de Utiaca la escuela contó con la colaboración del cronista oficial de la Vega de San Mateo, Pedro Rodríguez, y del cronista oficial de la Villa de Santa Brígida, Pedro Socorro, que ha ahondado en la historia de la ya centenaria escuela en una serie de estudios sobre el caserío de Utiaca.

Como anécdota que aún se recuerda en el lugar hay que señalar que la escuela de Utiaca nació ante la petición popular, pues solo había un colegio en San Mateo que ya no daba para tanto niño y, además, había que caminar lo suyo hasta llegar al casco. La petición inicial, de 1895, fue que se creasen dos escuelas, una para niñas en Utiaca y otra para niños en Las Lagunetas. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, el 28 de abril de 1917 el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes aprobó dos nuevas escuelas en San Mateo, una en Utiaca y otra en Cueva Grande –cerrada ahora–, dejando a Las Lagunetas sin la suya. Ahora, 100 años después de aquello, el CEIP Utiaca realizó «una reconciliación simbólica con la historia», que se materializó con un emotivo discurso de Francisco Campos, maestro de Las Lagunetas durante muchos años e hijo predilecto de San Mateo y premio Viera y Clavijo.