Inmigrantes en el muelle grancanario de Arguineguín ayer. / Juan carlos Alonso

El hacinamiento en Arguineguín impide mantener las mínimas condiciones anticovid

De los 2.186 inmigrantes que ayer permanecían en el muelle, 54 han dado positivo en los PCR. De este grupo, más de 40 llevan 15 días en este espacio

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria.

Un total de 2.186 personas permanecían en la tarde de ayer en el muelle de Arguineguín después de un fin de semana en el que se colapsaron todas las respuestas de acogida y se desbordaron los servicios de asistencia. A la «situación de emergencia humanitaria» -como la calificó ayer la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno-, se suma la crisis sanitaria ya que, según los datos aportados por el Ayuntamiento sureño, entre los inmigrantes hacinados en el puerto, 54 han dado positivos en las pruebas de coronavirus y 40 de ellos permanecen en este espacio desde hace 15 días.

Bueno entiende que esta situación es «muy grave» para que el Estado tome cartas en el asunto de manera «inmediata» y desaloje el muelle. Tanto la regidora como los sindicatos policiales SUP y Jupol hicieron hincapié en que es «imposible hacer guardar» las mínimas condiciones de higiene o distancia exigidas por las autoridades sanitarias para evitar los contagios. «Hay un espacio para las personas positivas pero sus contactos cercanos están mezclados con el resto», insisten estas fuentes. En este sentido, el secretario general del SUP, José Luis Guedes -que señaló como «muy mala» la situación de Arguineguín-, plantea la posibilidad de cambiar los test PCR por las pruebas de antígenos, lo que permitiría tener los resultados en 15 minutos y permitir salidas más ágiles.

DATOS DE INMIGRANTES EN LOS ÚLTIMOS DÍAS

  • EN EL MUELLE

  • 2.186 LLEGADAS

  • 459 FIN DE SEMANA DE RÉCORD

Ante estas circunstancias, el Ayuntamiento de Mogán ha vuelto a solicitar al Ministerio de Defensa que «de manera inmediata» instale un campamento de emergencia para las personas migrantes en los terrenos militares de La Isleta, «como ya se llevó a cabo en 2006» durante la crisis de los cayucos. Esta petición llega ante la situación de «emergencia humanitaria» que vive el muelle de Arguineguín sin que el Estado haya puesto en marcha medidas efectivas a pesar de las dos visitas ministeriales que se han producido en el último mes, la última, la del ministro Grande Marlaska, acompañado de la comisaria europea, Ylva Johansson.

Onalia Bueno señaló además que, ante esta falta de respuesta, hoy ampliará la denuncia que presentó en los juzgados de San Bartolomé a finales de octubre reclamando el cierre del campamento de inmigrantes ubicado en el muelle de Arguineguín y para que se ofrezca una atención digna a los inmigrantes que llegan a las costas de las islas.

Llegadas que no cesan y que ayer sumaron casi 500 personas más. Tres pateras con un total de 98 inmigrantes fueron rescatados ayer en el mar al sur de Gran Canaria por Salvamento Marítimo, con lo que a media tarde ya eran 459 los rescatados en aguas próximas a Canarias, informó EFE.

La embarcación Salvamar Menkalinan se dirigía ayer por la tarde al puerto de Arguineguín con los 98 inmigrantes de las tres últimas pateras tras izarlos a bordo en alta mar. De ellos, 25 son magrebíes que iban en una patera, a los que se añaden otros 38 magrebíes en otra embarcación similar y once subsaharianos y 34 magrebíes que iban en una tercera barca. Estos inmigrantes se unen a los 73 magrebíes rescatados también al sur de Gran Canaria en otras tres pateras, con 30, 18 y 25 personas.

Asimismo, se localizó a 22 inmigrantes en una lancha neumática en la costa de Fuerteventura que fueron trasladados al muelle de Puerto del Rosario, lo que unidos a los llegados durante la pasada noche y a primeras horas de la mañana, eleva a casi 500 los inmigrantes rescatados en aguas de Canarias durante la jornada de ayer.

Estos extranjeros se suman a los que Canarias recibió este pasado fin de semana y que se elevaron a 2.188 inmigrantes en 58 pateras o cayucos, lo que supone un doble récord: no hay precedentes en la su historia de la comunidad autónoma de una afluencia como esa en solo 48 horas, ni tampoco se tiene constancia de ningún otro día como el sábado, con 1.461 rescatados.

Tensión

Por otro lado, el hacinamiento y las condiciones en las que se encuentran los inmigrantes están generando momentos de tensión «a diario» e «incidentes permanentes» según los sindicatos policiales, que apuntan que hace unos días, incluso se detuvo a tres inmigrantes por una pelea. Además, tal como denunció ayer la alcaldesa de Mogán, ayer se produjo una fuga de entre diez y 15 inmigrantes y la Policía «los buscaba por todo Arguineguín».

En este sentido, tanto el secretario general del SUP, José Luis Guedes, como el portavoz de Jupol, Pablo Pérez, insisten en la necesidad de contar con más personal. Pérez asegura además que los agentes están «agotados física y psicológicamente». Para las labores de seguridad, indican, hay entre 15 y 20 policías, una cantidad que estas organizaciones califican de «absolutamente insuficientes», mientras que las labores de reseña y filiación también se han visto desbordados con jornadas que durante este fin de semana alcanzaron las 10- 12 horas ante la continua llegada de pateras. Reclaman la atribución temporal de funciones para que puedan ser trasladados a estas tareas policías de otros lugares.

También en Tenerife la llegada de cayucos del fin de semana ha supuesto un problema de acogida. El CITE se vio desbordado y un centenar de personas fue alojado en el parking de la comisaría del sur -donde se instalaron camas- y ayer empezaron a ser derivados a alojamientos turísticos en Puerto de la Cruz.

personas que permanecían hacinadas ayer en el muelle de Arguineguín, un espacio instalado para 400

inmigrantes que habían sido rescatados hasta la media tarde de ayer por Salvamento Marítimo a bordo de siete pateras

extranjeros que legaron el fin de semana en 58 pateras y cayucos