El edificio afectado de la calle Manuel Hernández Muñoz. / C7

Vecinos de Santa Brígida, sin luz: «A este paso tendremos que tirar la comida del congelador»

El edificio que linda con las calles Manuel Hernández Muñoz, Juan Morales Navarro, Circunvalación y Maestro Terrón Sobrado lleva sin suministro eléctrico desde el mediodía de este martes

CANARIAS7

Una avería eléctrica ha dejado sin luz a los vecinos de Santa Brígida desde el pasado martes y a la espera de un arreglo que « se tenía que haber solventado este martes«, según indicaron trabajadores de Endesa a los presidentes de ambas comunidades de vecinos.

Sobre las 14.00 horas se fue la luz y ya desapareció durante todo el día. Pese a que los vecinos y los presidentes de las comunidades afectadas llamaron para avisar del problema, que incluso impidió a varias personas sacar los vehículos de sus respectivos garajes para trasladarse a su lugar de trabajo, en la mañana de este miércoles todavía siguen sin solventar el problema.

«Sobre las 19.00 horas se arreglará la avería, no se alargará más, descuide», le indicaron a uno de los presidentes de la comunidad. A las 21.00, en una nueva llamada telefónica, alargaron la posible solución hasta las 22.00. La sorpresa fue cuando, al despertar, todavía no había llegado la luz.

«Sobre las 10.00 horas de la mañana se reparará la avería», le prometieron trabajadores de Endesa a una de las vecinas que, cómo no, llamó para exigir una solución. Pero, a esta hora, todavía sigue el mismo problema y los vecinos ya temen otro día sin un servicio por el que están pagando cada mes.

«Hicimos la compra el viernes y ya tenemos media nevera para tirar a la basura. Es surrealista que, ante los avisos y todo lo que se sabía del ciclón que venía el fin de semana, el operativo de emergencia de esta empresa haya sido nulo. Generan y cobran tanto dinero que estas cosas no tendrían que pasar. ¿Quién nos va a pagar el dinero de la comida que se nos ha puesto mala? Luego para cobrar bien que tienen prisas«, cuestiona una de las vecinas afectadas, ya resignada, y con razón, ante la inoperancia que se está dando en la zona.