Cartel que colocó un propietario de la zona para cortar la vía este pasado fin de semana. / ARCADIO SUÁREZ

Un vecino cierra por su cuenta el acceso a Bahía de Formas

El Ayuntamiento de Santa Lucía reacciona con urgencia, abre dos expedientes y logra que el ciudadano desista y reabra la carretera

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Santa Lucía de Tirajana

Un propietario de suelo en el entorno del llamado Camino de La Vereda, uno de los que sirven de acceso en vehículo a Bahía de Formas, en la costa de Santa Lucía de Tirajana, decidió cortar por su cuenta esta calzada para sorpresa de las decenas de usuarios de esta zona del litoral del municipio y, en particular, de los practicantes de windsurf, que también usan esta playa. Alegaba que era de su propiedad. La medida, de carácter unilateral y que fue denunciada sobre la marcha por la recién creada Asociación de Windsurfistas de Pozo, le duró solo el fin de semana. El sábado cortó la vía con varias barras en varios puntos y este lunes procedió a su reapertura, según informó a este periódico el alcalde, Francisco García, quien añadió que puso en marcha toda la maquinaria municipal a su alcance, desde el mismo fin de semana, para revertir esta situación. Por información que a él le transmitió la Policía Local, el particular levantó el cierre pasadas las dos de la tarde de este lunes. Advierte de que se le han abierto dos expedientes, uno por cerrar una vía que es pública, según documentos catastrales, desde 1957, y otro por ejecutar obras sin permiso. Nada más se le notificaron los expedientes, explica, este vecino reabrió la calzada.

El Camino de La Vereda es uno de los dos que sirven de acceso a Bahía de Formas, una parte del litoral de Santa Lucía de Tirajana que está deshabitada y que es muy frecuentada por windsurfistas y también por bañistas incondicionales. Este camino, en concreto, discurre entre invernaderos y se accede a través de una vía secundaria y asfaltada trazada en paralelo a la GC-1, a la que se puede llegar por cualquiera de los dos puentes que enlazan el entorno del centro comercial Vecindario con el lado opuesto de la autovía.

Justo en el punto donde el camino gira para iniciar la bajada hacia la playa, apareció desde finales de la semana pasada un cartel alertando de que la carretera estaba cerrada. El promotor de esta medida desplegó luego postes a uno y otro lado de la vía en al menos cuatro puntos a lo largo del trazado, según denunció el colectivo, AWP, Asociación de Windsurfistas de Pozo, en un documento que hizo llegar a la Policía Local, al Ayuntamiento y a Costas.

Del aviso del viernes pasó el sábado a la acción y el artífice de este cierre cortó definitivamente el paso a Bahía de Formas. Colocó las barras en aquellos postes. Cuenta el alcalde que esa misma mañana del sábado se reunió con una de las letradas del Ayuntamiento para conocer la situación legal de ese camino y para estudiar las posibles vías de acción de las que disponía el consistorio.

Esos primeros pasos durante el fin de semana les permitieron este lunes ganar tiempo y agilizar los trámites, que se saldaron con la apertura de dos expedientes sancionadores a este propietario y con su inmediata notificación. Aclaró el alcalde que, con independencia de que el particular haya dado marcha atrás, los expedientes seguirán su camino.