Tuvo que quitar fotos de Franco en la fiesta de Carrizal

Pancho El Barranquero retiró las imágenes de Francisco Franco de su exposición después del «consejo» de una concejala.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Francisco López Rodríguez, más conocido en El Sequero de Ingenio como Pancho el barranquero se llevó un gran disgusto el pasado fin de semana durante la celebración de la fiesta de San Isidro en Carrizal.

Coleccionista de objetos antiguos, tiene más de 3.000 piezas en su casa muchas de ellas recicladas y recuperadas, Pancho ha contribuido de forma activa a dinamizar las fiestas de los barrios de Ingenio en los últimos años con su carro en el que exhibe estos objetos o animales como pavos reales, gallos, loros o pollitos para diversión de los niños.

Sin embargo, esta vez no tuvo la fiesta en paz debido a unas fotos antiguas del dictador Francisco Franco. Una de un parte del final de la Guerra Civil y otra en clave de humor que reza: «Si no llegan a un acuerdo, bajo yo», en relación a los pactos políticos que estos días se gesta.

Pancho tuvo que quitar las imágenes después de que Ana Hernández, concejala y candidata socialista a la alcaldía de Ingenio, le recomendase que quitase las fotos y la música de su carro en la feria de ganado.

«Yo no soy franquista, soy coleccionista y esas fotos son como otras muchas más que tengo. Hay imágenes de Franco en otros lugares y no pasa nada. Yo no pretendo politizar la fiesta, solo enseñar a la gente del pueblo todos los objetos antiguos que he coleccionado», afirma Pancho muy disgustado con Hernández.

Decepcionado, dejará de ir a las fiestas con su carro

«Se dirigió delante de todo el mundo para que quitase las fotos. Incluso me iban a entrevistar de la televisión Este Canal, y la chica se fue después de que esta mujer me dijese que quitase las fotos. Ha sido una gran decepción porque siempre he colaborado con las fiestas de Ingenio y Carrizal. Recorro las fiestas con mi carro, con una muestra de los más de 3.000 piezas que tengo. Y dejo que los niños vean a mis animales. No hago daño a nadie», afirma Pancho, que no tiene más intención de ir a las fiestas.

«Aunque mi intención siempre fue enseñar cómo se vivía antiguamente en el municipio con estos objetos, esta acción tan desagradable me ha quitado las ganas. Voy a desmontar mi carro y no iré a más fiestas. Esta acción me rompió los brazos, estoy muy disgustado», asevera a este periódico Pancho el barranquero.

Ana Hernández: «No le obligué, solo le aconsejé que lo quitara»

Al respecto, Ana Hernández ha querido puntualizar los hechos que argumenta Pancho el barranquero a este periódico . «Me acerqué a él con su mujer delante para decirle que varias personas de la zona se estaban quejando porque tenía música y fotos de Franco en la parte principal de su exposición. Teniendo en cuenta, además, que se encontraba en una exposición de ganado y no en una sala de exposición de productos. Me acerco a él porque lo conozco desde hace mucho tiempo, de hecho soy concejala de Patrimonio Histórico y ha hecho varias exposiciones porque le hemos dado la oportunidad de que las haga», asevera Hernández, que afirma que no lo obligó a quitar la foto.

«Me acerco tranquilamente a él y le digo, no que la quite, sino que le aconsejo que lo haga porque la ley de memoria histórica nos obligan a nosotros a cambiar los nombres de las calles. Y que hiciese lo que él considerase. Me respondió que lo tenía clavado y yo no le dije nada más. Él con sus propias manos tomó otro cuadro y lo puso delante. Y yo me fui a la procesión tranquilamente», asevera Ana Hernández.